2007

Recomendaciones para las misas – Parte I

lloron.jpgNo se si fue el hecho de estudiar en escuela Católica durante la mayor parte de mi infancia, pero a mis 15 años ya estaba hasta la madre de ir todo los Domingos a “La Casa del Señor”. Recuerdo que de niño se me impuso ir a misa una vez a la semana, también ir a misa cada principio de mes en la escuela y tomar clase de religión era cosa de cada dos dias. En otras palabras, ir a misa se volvió rutina y poco a poco perdí interes. Muchos años después tome clases de confirmación de “adultos” voluntariamente, y la neta descubri muchas cosas que se me habian olvidado o nunca aprendi. Descubri por que de la primera, segunda y tercera lectura y hasta el proposito de cada una de las mismas, y la neta, ya no me aburro tanto. De igual manera es raro cuando voy a misa pero cuando voy de jodida ya entiendo que esta pasando.
A que voy con todo esto? Pues resulta que ayer fue una de esas raras ocaciones y haganme el chingado favor! Fue como ir a un jardín de niños! Con un chingo de mocosos gritando, llorando, riéndose y pendejeando por los pasillos. En serio creen que a esos niños les importa o les importara en un futuro lo que dijo el padre ese Domingo? De por si esta cabrón poner atención en misa y con el desmadre que traen estos chamacos… menos. Y algunos padres se salen con sus niños, pero nada mas hasta la puerta, como si no se fuera a oír el escandalo. Por esos recomiendo que si van a llevar a sus niños, mejor los lleven cuando de jodida sepan decir “Te alabamos Señor”. Y que nos dejen a los pocos que estamos poniendo atención a las lecturas (no a lo que trae puesto el cabron de enfrente), oír un poco lo que el padre tiene que decir Domingo a Domingo, semana tras semana, por el resto de nuestras vidas.

chilakil.jpg

Pd: Me acorde de un chiste mamón. Por que las puertas de la iglesias son tan altas? Para cuando entre el altísimo.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
15 Comentarios en “Recomendaciones para las misas – Parte I”