2007

Me lo conto un primo de un amigo que segun paso en Las Vegas

Advertencia: Cualquier semejanza con la realidad es mera coincidencia.

lasvegas.jpgPues por ahí cuentan que Las Vegas es un buen lugar para pasar las fiestas patrias y según esto no hay mejor lugar que el Caesars Palace por que ahí se junta la raza.

Pues me contaron que estaban unos conocidos que estaban echándose unas cheves cuando de la nada, entre la gente se apareció una super mega mamacita. Según esto que uno de ellos se animo a sacarle platica y fue con valentía. Según esto, otro de los tres le quito su lana y le dejo nada mas 200 dólares por si resultaba ser algo mas que una bonita señorita de vacaciones.

Según me cuentan, el cuate este se fue con la señorita a quien sabe donde a platicar un rato. Al cabo de unas horas, me cuentan que recibieron una llama del amigo de que fueran chinga a su hotel, que era una emergencia. Cuentan que sin pensarlo fueron en chinga al hotel y sorpresa, los habían robado. El tercer individuo cuenta que al llegar al cuarto del hotel con la señorita, esta le pidió la cantidad de 900 dólares, cantidad que este individuo no tenia ya que lo habían dejado con 200 sus compañeros. Ella le dijo entonces que mejor se fueran al bar para ver que podían arreglar. Después de una bebida, por ahí cuentan, ella fue al baño y nunca regreso. Según esto, el tercer individuo agarrando la onda inmediatamente se fue al cuarto a descubrir el robo. Lo peor de todo es que usaron una mochila de uno de los individuos para meter todo lo robado, con todo y llaves del carro, chingao! Me contaron que entre iPods, cámaras de video y otras cosas, lo único que les quedo fue agarrarse de pendejo al otro guey todo el fin de semana ya que por su culpa, se los cogieron a los tres.

Todo esto me recuerda a ese chiste de la ranita:
Una vez una ranita iba cruzando las vías del tren, justo antes de terminar de cruzar, pasa un tren a madres y le mocha las nalgas. Cuando se dio cuenta la ranita que sus nalgas quedaron del otro lado de la vía se dispuso a ir por ellas. Justo cuando iba a cruzar, pasa otro tren y le mocha la cabeza.

Moraleja: Nunca pierdas la cabeza, por un par de nalgas.

chilakil.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
16 Comentarios en “Me lo conto un primo de un amigo que segun paso en Las Vegas”