2007

¿Y donde esta?

Conste que no me considero feminista pero si muy femenina, y como no me siento cómoda hablando de algo que desconozco, hablare de cosas de mujeres.

Cuando nacemos somos como un disco duro nuevo, no tenemos idea de que es el bien o el mal, nos interesa comer y dormir, ser amado y atendido, no nos es posible recordar esta etapa, pero supongo fue de las mas buenas que tuvimos.

Si bien algunos nacen en familias mas disfuncionales que otras, existen tópicos bien definidos para educar a un niño, si eres niña tu habitación será rosa y te educaran para ser la mejor ama de casa, incluso en estos tiempos, ahora que si eres varón tu habitación deberá ser azul y te educaran para ser un buen macho.

Como buena niña deberás sentarte con las piernas cerradas, aunque traigas pantaloncillos cortos, ayudaras a tu madre en los deberes de la casa, queda absolutamente prohibido ser mal hablada, no peinarte y practicar algún deporte apto solo para los chicos, ya que si tu eres niño, la cosa es mas o menos igual pero con algunos beneficios mas; puedes incluso si lo deseas andar desnudo por tu casa o por la calle, eructar mientras comes, decir palabrotas, no hacer ni la cama donde duermes, y mucho menos lavar los trastes o tu ropa, no vaya a ser que te vuelvas “rarito”, pero debes ser el mejor futbolista o cuando menos el abusador de la escuela.

Si tienes hermanos hombres mayores que tu, te va como en feria, por que además de ser regañada por tus padres también por tus adorables hermanos, ya sea si por que ves con ojos “remi” a su mejor amigo, o por que simplemente se le da la gana que lo sirvas como el rey de la casa que tu madre le ha hecho creer, te fastidian.

Ya cuando te dejan ir a las fiestas con tus cuates, tu siempre deberás llegar al menos 1 hora antes que un hombre, por que tu eres mujer, ah y pobre de ti si llegas tomada o con aliento a cigarro, ¿ese es el ejemplo que te hemos dado?, te dirán seguramente tus padres.

Tu madre se ha encargado de crearte a tu príncipe azul, no con descaro tal vez, pero si diciéndote lo que para ella es un verdadero hombre, o mejor aún viendo la telenovela de “te idiotiza” o “te ve apesta”, donde Mario Alberto De La vega Y Góngora es interpretado por algún, galancillo venido a menos, pero ese es el prototipo de hombre, ¿Por qué?, por que la televisión lo dice.

Empiezas de noviecita, todo es lindo e inocente, recibes tu primer beso, y no se parece para nada a los que se dan en la telenovela que ves con tu madre, luego vienen los toqueteos, y como no te han educado para tomar tus propias decisiones, no eres capaz de decir que no aunque te sientas incomoda, total que tarde o temprano empezaras tu vida sexual, lamentablemente lo que nos venden en los medios no tiene nada que ver con nosotros, las escenas de sexo tardan horas y los que las hacen siempre se ven perfectos, al menos en la televisión, pero tu no eres perfecta de hecho tienes miles de defectos, no te aceptas como eres por que como buen ser humano que eres, te gustaría tener los senos de Pamela Anderson, los labios de la Jolie, ¡quieres todo lo que no puedes tener!, y no te das cuenta que tus virtudes e incluso los defectos son los que te hacen atractiva para tus pretendientes, pierdes tu tiempo haciendo la dieta que hace Lorena Herrera, claro no te funciona por que no te pasas las horas que ella en el gimnasio por que ella de eso vive, y tu querida tienes una vida real.

Las mujeres, la mayoría yo entre ellas, nos encanta tirarnos para que nos levanten, pero no soportamos que un hombre nos diga que somos bellas, que la nariz que nosotras odiamos a ellos los vuelve locos, por la sencilla razón de que nadie te ha enseñado a amarte así como eres, sin justificarte diciendo cosas como: “soy morena, por que el sol me ha quemado demasiado” “no estoy gorda, soy de huesos anchos” “no entiendo por que subo y subo de peso cada vez que voy a los tacos de la esquina si siempre pido soda de dieta”…

Nos enseñan que debemos hacer el amor solo para procrear, con la luz apagada, y siempre el hombre arriba de ti, jamás debes decir esto no me gusta, o hazme así, o intentemos esta posición, por que al caballero se le ocurre decir semejantes tonteras, como donde aprendiste eso, que bien sabes; ¿mucha experiencia?, cuando a un hombre lo que menos le interesa a la hora de la pasión es si tienes estrías o lonjas o el pie plano, si no me crees pregúntale a cualquier hombre con cerebro.

Cambias de relación como de calzones, por que siempre le encuentras un pero a todo, que si te cela es posesivo, que si no te cela es un vale madres, que si gana menos que tu o gana más, y una infinidad de pretextos por que nos da miedo ser felices, y ¿que tal el tipo medio desaliñado que lleva años tras de ti?, ¡no! Tu prefieres al típico aplana calles con moto, que te trata como si fueras menos que nada, o te sacas la lotería entablando una relación con el hombre casado “sufrido y mal querido en casa”; claro te vendes la idea de que un día va a dejar a su esposa por ti, por que te ha dicho tantas veces que te ama, ¿Qué podría fallar?, y en el caso de que lo hiciera jamás has pensado que a ti te hará lo mismo que a la esposa agria y desabrida que dejo por ti?, claro no tienes tiempo para eso, la amiga de la prima de tu vecina te contó que ella salía con un hombre casado y este dejo a su mujer e hijos por ella, que Romeo y Julieta les quedan cortos, bien sabes que no es verdad pero nos encanta vendernos falsas esperanzas.

Total que siempre te estas quejando de los hombres, que es falso lo de la liberación femenina, que todos son iguales, que estas harta de relaciones fallidas y de sexo sin placer, cuando hablas con tus amigas de hombres todas se esfuerzan en ser la peor tratada por esta especie tan complicada para nosotras, y claro tus amigas están de acuerdo contigo en cada maldición que sale de tu boca hacia ellos, por que ya nosotras hemos sufrido mucho bajo su yugo, nos han maltratado física y psicológicamente, no nos han valorado nunca, vaya que ellos apestan.

¿Y te has preguntado alguna vez si de verdad ellos son tan malos? Supongo que si, pero ¿cuando te has preguntado todo lo que tu haces para que las relaciones no funcionen? ¿Cuando te has dicho tus verdades a la cara?, y si te vas atrás, ¿alguna vez te has dado cuenta que quien educa a esos patanes, poco hombres, machitos y desgraciados fue una mujer como tú o como yo?

Se sincera, algunas jamás lo hemos querido penar, pero mas claro ni el agua, no venimos con manual de lo que se debe y no hacer en las relaciones, pero caramba ¿jamás aprendes nada de tus errores?, es verdad somos muy diferentes, incluso tenemos el cerebro mas pequeño que ellos; no por esto menos o más desarrollado, pero ¿no te has fijado que eso es lo que nos une? ¿Qué te gusta un tipo determinado de hombres?, si, quiero decir que seguimos patrones, salimos una y otra vez con el mismo tipo, claro, con diferentes rostros y alguna que otra diferencia, pero sobre todo ¿te has dado cuenta que tu eres la que te flagelas? ¿Qué tu eliges con quien estar? ¿Qué te enamoras de un tipo cualquiera y al cabo de unos años te parece patético?

Y es que debes saber que nuestro cerebro es quien decide con quien queremos tener una relación, el cerebro clasifica al sexo opuesto como bueno o malo para procrear, así de simple, por esa razón es que las personas con aspecto de enfermas u obesas nos parecen menos atractivas que las demás, no es que te guste rechazar a la gente por su aspecto o tal vez si, pero hay todo un trasfondo en esta manera de elegir pareja, te recuerdo que somos animales y como tales nuestro instinto es preservar la especie, las reacciones químicas que se generan en tu cerebro al conocer a una persona indican que necesitas aparearte, lo que llamamos buena química, atracción o un clic, es lo que nuestro cerebro interpreta como el momento y la persona indicada para procrear, esta etapa te puede durar mas o menos 4 años, las estadísticas y estudios científicos revelan que al cabo de este tiempo si ya has tenido hijos con tu pareja esta te resulta menos atractiva que al principio, si le preguntas a un científico especializado en el cerebro y sus reacciones que es el amor, con toda certeza te dirá que son solo reacciones químicas y especificas en el cerebro, que comer una cantidad exorbitante de chocolate en un lapso breve te producirá las mismas reacciones que al estar enamorada, pero con la maravillosa existencia del libre albedrío cada quien es libre de formarse su propia definición de amor.

Después de todo este rollo lo que quiero decir es que no eres feliz por que no quieres, sufres por que así lo deseas, entre la felicidad y la desdicha hay solo una gran decisión, no es toda la culpa de los hombres ni tampoco de nosotras, es mas bien una cuestión cultural, que como todos los hábitos se puede cambiar o modificar para tu beneficio, piensa bien en elegir a tu próxima pareja, recuerda que somos dueñas de nuestro destino, no se si Dios exista o no, y finalmente nadie va a venir a solucionarte tus problemas, lo que me queda clarísimo es que una es la constructora de su vida, por que solo tienes esto, el aquí y ahora mañana siempre es tarde, no busques a tu ideal a ese que te creaste a lo largo de los años, busca al correcto, no es fácil como todo lo que hay en esta vida, pero nada es imposible, y quien sabe tal vez esta doblando la esquina, esperando en el lugar menos esperado, pero siempre hay un roto para un descosido, no te desesperes llegara, cuando tenga que hacerlo…

“Lo pasado ha huido, lo que esperas esta ausente, pero el presente es tuyo”

Y mi frase favorita y lema de vida, aprendida en la mejor escuela del mundo; la calle:

“cuando te toca aunque te quites, cuando no te toca aunque te pongas.”

Cortesía de Nidia

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
30 Comentarios en “¿Y donde esta?”