2007

¡Soy América!

Resulta evidente que nuestros países sufren un notable atraso económico con referencia a a los países altamente industrializados o de primer mundo, pero como un análisis que quizás muy subjetivo he llegado a conclusiones no del todo convincentes e igualmente no muy positivas de nuestra situación, no es una evaluación a media voz, ni es resultado de ningún tipo de posición cultural extremista, es solo el punto de vista de uno mas de los millones de afectados por el mal de la injusta repartición, ya no de la riqueza, sino de la cultura.

Para antes del Nacimiento de Jesucristo los griegos ya conocían el arte, los fenicios navegaban de unas tierras a otras comercializando, el mundo estaba centrado en la Vieja Europa, Roma gozaba de gran esplendor económico, político y cultural, Alejandro Magno ya realizaba estrategias de conquista y políticas, mientras que nuestra América no existía para el resto del mundo, se especula como serían las cosas, pero aun así los vestigios de las culturas americanas no dan referencia concreta.

Mientras que Shakespeare ya escribía Hamlet dejando inscritos sentimientos y pensamientos complejos, el hombre común en América del norte como después se le llamaría, seguía Cazando Búfalos, vestía cuero, y andaba descalzo.

Sucede lo que pudo haber marcado nuestra civilización, que fue el descubrimiento de una nueva ruta a las Indias, o la marcha forzada de descubrir un continente a la luz del mundo, y que tan grandioso evento se nubla por la ambición del saqueo el engaño, y el egoísmo de los conquistadores, que después de despojar; y a la fecha continúan haciéndolo, de las riquezas de América, no tuvieron ni al menos la misión social de compartirnos su riqueza cultural que les precedía en sus pueblos, tuvieron que pasar mas de cuatrocientos años para ganarse el derecho de aprender, y si bien se padeció la falta de cultivo cultural, no fue por mera casualidad, ya que desde tiempos remotos se conoce que el saber Libera, y lo menos recomendable para seguir explotándonos es que poseamos conocimientos.

Tuvimos que forjar nosotros mismos nuestra imagen, pues por necesidad básica social el hombre necesita saber de donde viene quien es, que le representa y cual es su misión, y por esos motivos sociales fue que de manera burda al principio se dio lugar al mestizaje que era como un animal salvaje y ciego corriendo desesperado buscando si identidad chocaba contra los muros orgullosos de las construcciones coloniales, mientras que Europa lo veía y reía de sus fachas, mas nunca le compartió cultura, para explotarle, le servia mas en estado salvaje. Han pasado muchos años y hemos podido formar la identidad, pero aun no hemos podido dejar que se nos vea como los mismos ignorantes que descubrió Colon, y la tristeza es que ciertamente solo es cuestión de adentrarse en las provincias de cualquier parte de lo que fue la Gran Colombia, o La Nueva España, y notaras como se tiene que sobrevivir ahí, charla con una habitante de esos sitios, notaras como el pobre hombre apenas si sabe escribir, y dudo que sea por placer ó gusto la ignorancia, como también será natural que le preocupe mas saber que le alimentara el día de mañana que conocer los planes de reforma fiscal.

En ocasiones yo al igual que mi gente quisiéramos un espacio para gritarle al mundo a garganta abierta, “Hey aquí estoy, soy el resultado de la historia, Tengo Sueños, poseo conocimientos de la vida desde mi muy particular punto de vista y todo lo que necesito es ser escuchado, ¡soy América!” Pero la situación real es que desde la conquista, hasta la actualidad a ninguno de los países favorecidos con la barbarie de la conquista ha preocupado un cambio, una mejora, nos acostumbraron a ser explotados, menospreciados y mal valorados, es triste que la potencia del norte también lo vea así y nos excluya, cuando la real diferencia, es que en los Estados Unidos padecen una Grave falta de cultura, son como los asnos con dinero, que han reemplazado esta falta con tendencias modismos y sistemas comerciales imperialistas, un vivo ejemplo es que para ellos, los sajones, todos los latinos alojados en su país somos Mexicanos, no les interesa nada acerca de nuestra historia, de nuestra cultura o si somos de Guatemala, de Colombia, de Brasil, si nos enorgullece nuestra bandera les da igual, lo único importante es que aceptemos los trabajos mal pagados, y peores, y consumamos todo lo que les sobre.

Nos hemos acostumbrado desgraciadamente, a ser menos por siempre, tanto que nosotros mismos no valoramos nuestras posibilidades, tanto que hacemos como un inalcanzable e idealizamos las culturas extranjeras como si fuesen dioses frente a la nuestra.

Es normal sufrir la Pobreza en nuestros países, por que siempre ha sido así, es normal que nos gobiernen mal, porque siempre ha sido así, es normal que seamos menospreciados, porque siempre ha sido así, es normal que nos exploten los extranjeros, que nos saqueen, porque siempre ha sido así, es normal la ignorancia en nuestro pueblo, porque siempre ha sido así, es normal el hambre en nuestras casas, porque siempre ha sido así, es normal que vivamos crisis sociales y políticas, porque siempre ha sido así, son normales la matanzas entre nosotros mismos, porque siempre ha sido así, es normal que tengamos que abandonar nuestros países buscando mejoría, porque siempre ha sido así, es normal que nuestros niños padezcan enfermedades provenientes de la desnutrición, porque siempre ha sido así, es normal que la justicia se imparta injustamente y a favor de quien mas tiene, porque siempre ha sido así, es normal que todavía existan los linchamientos y las conductas bárbaras, porque siempre ha sido así, es normal que los gobiernos nuestros sean los mas grandes ladrones en libertad, porque siempre ha sido así, seria normal que continuemos así o empeoremos a salud de los buitres industrializados, porque siempre ha sido así…
¡NO¡ y simplemente ¡NO¡
Me niego a aceptar esta normalidad, me niego a aceptar este destino, me niego a seguir siendo títere del mundo, me expongo y te grito, ¡mundo hijo de puta!, me expongo a que me excomulgues de todas tus religiones, que en América solo nos han mantenido con un paño en los ojos, engañados a su favor, me expongo como en su tiempo lo hizo Guevara, como lo hizo Bolívar, como lo hizo Hidalgo, como lo hizo Villa, como lo hizo Baltasar Garzón, como lo defendió Juárez, me aterro de pensar que se pondrá peor la situación en América si no nos defendemos, me ofende la tiranía de Bush en nuestra contra, me lastima la incapacidad de Mi gobierno, Me atrevo a cambiar desde mi casa, desde mi gente, desde mi grano de arena, soy resultado de los experimentos fatídicos en este laboratorio clandestino que el mundo ha hecho de América, soy la sociedad oprimida y reprimida, soy América y me niego a padecer mas, exijo y merezco tu atención, y mi lucha se ira mas allá de esta generación, tal vez, hasta lograr hacer entender a mi gente que no podemos permitir seguir siendo solo el resto, soy América y me nutrí de la fuerza de mas de 20 millones de personas que trajeron a los trabajos forzados desde África como esclavos, soy América, me alimente de la barbarie de la conquista y me despoje de mis ropas para cubrir a Europa del frió, por mis calles corre la sangre de las culturas, soy quechua, soy boricua, soy maya, soy andino, soy africano, soy caribeño, soy azteca, soy el resultado de la mezcla de todo ello, pero ante todo, también soy Humano. Por si no lo habías notado.

No te declaro la guerra, pero tiembla aterrorizado si un día me organizo y lo hago; por que poseo juventud entre mi gente, tengo creatividad y energía de la que te alimentas, solo te exijo que me des mi lugar, que ya he pagado mi diezmo a la centésima exponencia, que ya es demasiada la sangre que se derrama en mis tierras, que ya es suficiente mil años de pobreza, que ya no soporto tanta ignorancia y engaños, que soy un volcán que un día estallara, que mi deuda con el mundo esta mas que saldada, que has cambiado mis lenguajes por los tuyos y a cambio me has dejado mudo, que has pisoteado mi orgullo y sigo aceptándote, mientras que tu, me desprecias, a pesar que mis selvas te han servido, te has bañado en mis petróleos, te has alimentado de mi, te has enriquecido a mis costillas y aun no crees que soy digno.

Hasta cuando seré merecedor de un descanso, hasta cuando quienes me gobiernan abrirán los ojos y dejaran de llenar sus bolsillos, hasta cuando llegara la justicia a mi casa, ¿hasta cuando?

No me cansare de exigirlo y de exponerme, aun tengo fuerzas para luchar, tengo la magia y el espíritu para hacerlo, tengo la valentía y no tengo nada que perder, ya me has robado casi todo.

Recuérdalo, soy América.

Cortesía de BORC

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
15 Comentarios en “¡Soy América!”