2007

Televisión abierta.

Gran parte del largo y profundo bache cultural en que se encuentra la sociedad mexicana, se la atribuyo a la programación televisiva que se encuentra disponible en la barra de las dos principales cadenas televisoras: TV Azteca y Televisa.

Dichas empresas ponen al aire una serie de programas de producción nacional de un nivel intelectual prácticamente nulo, monótonos, baratos y sosos.

Encontramos que al encender nuestro televisor, prácticamente lo único que hay disponible son programas “humorísticos”, basados en el albur, el humor de pastelazo, el doble sentido, los chistes repetidos, y sobra decirlo, un vocabulario retrógrado, catastrófico y muy buscado por aquellos en busca de una risa barata. ¿Que diablos puede tener de cómico disfrazar un grupo de adultos como niños y ponerlos en un salón de clases, mientras un mamarracho bigotón vestido de marinerito se dedica a decir estupideces y denigrar a la mujer?

Pero eso no es todo, tenemos también que la programación está inundada por los funestos programas de la llamada “prensa rosa”, que nos comparten todos los chismes, rumores, y demás noticias idiotas e irrelevantes de las “celebridades” del espectáculo nacional… “Carmen Campuzano vuelve a ingresar al centro de rehabilitación…” “Encuentran a Pepillo Origel fajandose con Daniel Bisogno…” “Al perrito de Erasmo Catarino le duele la muela” ¿¿Y?? ¿¿QUE CHINGADOS?? ¿Que tan vacía puede estar nuestra vida que nos tenemos que preocupar por las pendejadas irrelevantes que hacen otros seres humanos? Cuya única consecuencia es la creación de estos programas, conducidos por pseudo periodistas de segunda, una bandada de imbéciles cuyo aporte positivo es absolutamente NULO. Definitivamente no entiendo cual es el punto de estarle tirando pedo a X ó Y famoso, yo creo que la responsabilidad de un artista termina al bajarse del escenario ó plató de grabación… Chinguen a su madre Paty Chapoy, Daniel Bisogno y demás idiotas.

Pero eso no es todo, obviamente no podría continuar sin mencionar los “realitys”, la plaga de ver a gente “normal” desenvolviéndose en ciertos ambientes ó situaciones me parece patético, una solución fácil y barata de los productores, donde su mejor arma para conseguir audiencia es la violencia ó el drama: Tiene que haber gritos ó lagrimas, entre mas sufrimiento, es mejor por que vende mas. Recuerdo una ocasión que leí que el conductor de La Academia, cada vez que tenía que expulsar algún alumno, lloraba… ¿Que no se supone que ese era su trabajo? Si, pero sin drama no tendría el mismo resultado… Que por cierto, ¿Donde consiguen los alumnos para La Academia? ¿En una redada?

Igualmente hay muchos, muchos mas programas de calidad reprobable, corrientes y tontos, llámense: morning shows, telenovelas, talk shows ó cualquier cosa donde aparezca Carmen Salinas, por mencionar solo algunos.

Con lo anterior no quiero decir que la televisión abierta es una porquería en su totalidad, de acuerdo estoy, en que hay algunos buenos programas, pero una arrolladora mayoría es mala. La gente dirá: “si existen, por algo ha de ser”. Pues si, los programas tienen audiencias altas por que es lo único que se nos ofrece, no existen ofertas de televisión digna, hay que elegir entre malo y hórrido. Tenemos que dejar de ver esa porquería.

En una ocasión acudí a una conferencia de Ricardo Salinas Pliego (dueño de TV Azteca), en la sección de preguntas y respuestas, alguien le inquirió acerca de los comerciales de Elektra, preguntaron por que no hacía nada por cambiarlos, eran un verdadero espanto, el tipo sonrió y contestó “Yo se que están espantosos, pero vieras cuanto venden”. Lo mismo sucede con la televisión, mientras venda, va a seguir, necesitamos hacernos el chingado favor de leer más libros, el cable no es la mejor solución, esos cabrones hacen lo que quieren y cobran lo que les da la gana, y las grandes televisoras, ante su incapacidad de brindarnos algo nacional de calidad decente, se ven obligados a importar series norteamericanas y películas de Jean-Claude Van Damme que se hicieron hace 14 años, o bien, crear más mierda de la que ya existe, y parece nunca va a terminar. HAZME EL CHINGADO FAVOR.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
47 Comentarios en “Televisión abierta.”