2008

El Cono Mágico

Hace no mucho en un comentario que leí aquí mismo, la Dfectuosa dijo en un chiste que Dios le había dado a escoger al hombre y a la mujer uno de dos regalos finales a su creación. La capacidad de mear parado fue la primera, la cual el hombre escogió adelantándose y sin indagar que era la segunda opción y por la cual estuvo y ha estado muy contento desde entonces. Sin embargo la mujer se tuvo que conformar con su cerebro como el regalo remanente pero que en nada le resolvía su necesidad de ponerse en cuclillas o sentarse al orinar y aguantándose de los trances que pasan a la hora de “tirar el agua”.

Amiga mía, si usted sufre con baños públicos sucios. Si su esposo deja el asiento del baño todo meado. Si se le frunce el ceño cada vez que sus nalguitas tocan la fría cerámica de los tolidos o retretes. Si es de las que tienen una vejiguita de capacidad infantil y a cada rato le entra la de mear. Ya no se apure ni se acongoje! Este nuevo sistema que yo le ofrezco dará fin a todos sus males diuréticos.

Que no le digan que no le cuenten ni se deje apantallar con imitaciones chinas. Use el único y original CONO MAGICO. Pare de sufrir y comience a mear!!!

Ahora si que no es más chicha la que más mea, si no la que más espuma hace.

Cortesía de KillerPollito

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
56 Comentarios en “El Cono Mágico”