2008

El Gran Disfraz

Como en todo, hay gente que es muy buena en sus respectivos trabajos. En el caso de los reporteros Mexicanos, existen muchos con gran profesionalismo. Gente que es dedicada y que sacan al aire noticias como la compra de toallas caras, grabaciones de pederastas con gobernadores, o videos de maletas llenándose de dinero. A estos gueyes hay que reconocerlos por su gran desempeño, si se merecen llamarse reporteros chingao. Desafortunadamente, estos reporteros son opacados por otra clase de dizque “reporteros”, me refiero a los que se dedican a cubrir los espectáculos.

Estos son cabrones que se sienten con derecho a meterse a bodas sin ser invitados. Están en el aeropuerto esperando a ver a quien pueden acosar y se van a hospitales, antros, restaurantes y demás para ver a quien chingados pescan. Están acostumbrados a empujar y acosar con tal de sacar una declaración o una fotografía. En Gringolandia y muchas partes del mundo a este tipo de gente se les llama Paparazzi, pero en México no, ellos se disfrazan bajo el nombre de “Reporteros” Haganme el chingado favor! Estas personas trabajan normalmente para las dos grandes televisoras del país y estas televisoras los defienden y los aplauden por sus tremendas labores. Mierda de programas como Ventaneando y La oreja son los que mandan a estos gueyes de casería para después criticar las imagines en vez de informar. Lo pero del caso es que cuando si los invitan a un evento siempre preguntan pendejadas como “y con quien andas” o “como va el divorcio” en vez de preguntar sobre el evento al que fueron invitados. Lo peor es que luego se enojan cuando no les regalan una declaración o una exclusiva. Pinches chillones de mierda. Conductores de programas los justifican con el clásico “están haciendo su trabajo” No mamen. Eso no es trabajo de reporteros, eso es acosamiento. Y ya que estoy en esto de los conductores, Chingen a su madre al elenco de HOY, a Pati Chapoy, Pedro Sola, Bisogno, Maxine Woodside, Fabiruchis, Juan José Origel, a la mamazota de Claudia Lizaldi y a todos y cada uno de esos conductores que se dedican a chismorrear en la tele y en el radio.

Desafortunadamente la raza ya se acostumbro a este tipo de actitudes. Prenden la tele pa’ ver que les regalan las cámaras de estos llamados reporteros. Lo peor del caso es que todos sabemos lo que pueden causar estos paparazzi disfrazados de reporteros. Y si ya se les olvido, estos pendejos causaron la muerte de la Princesa Diana en Francia hace 11 años. En el gabacho se dieron a la tarea de destruir a la llamada princesa del pop y la consecuencias están todavía por verse. Y en México… en México todavía no matan a nadie, pero si las cosas siguen así no se sorprendan si llega a pasar. Espero que si llega a pasar, su pinche disfraz de reporteros no les vaya a servir de nada.

chilakil.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
74 Comentarios en “El Gran Disfraz”