2008

Miércoles de Ceniza

Hablando últimamente muy seguido de tolerancia religiosa, curiosamente hoy en la mañana me preguntaba una de las señoras que trabaja aquí mismo en la empresa donde laboro, que significaba el Miércoles de Ceniza haciendo referencia precisamente a este día. Y aunque no me agarro patinando, puesto que le dí una respuesta convincente y acertada, yo mismo me quedé con algunas dudas al no poder responder cual era el origen de esta fecha que marca el inicio de uno de los periodos mas importante para todos los católicos y algunos cristianos no católicos, que es la Cuaresma y la Semana Santa. La cosa es que ella se sintió agredida por unas compañeras suyas que son testigos de Jehová y las cuales no creen en la redención de Cristo. Para ellos la salvación del alma fue solo asignada a las doce tribus de Israel y solo 144,000 de sus miembros serian salvos y nadie mas. Esta señora vino a mi al sentirse agredida por sus compañeras pero mas que nada incapacitada para darles respuesta del porque del Miércoles de Ceniza, que porque según ellas que son testigos de Jehová, dicen que no viene en la Biblia.

La Cuaresma en conjunto con la Semana Santa es el periodo más importante en el calendario litúrgico y esta lleno de simbolismos y significados cabalísticos y misteriosos. Es en si el misterio más grande e importante de todos los misterios y los dogmas religiosos cristianos y es conocido como el misterio de la Redención que culmina en la Pascua. En el cual el hijo de Dios se hizo hombre por medio de Cristo Jesús para pagar por la culpa y los pecados de todos los hombres, haciéndolos suyos para que fuéramos participes de la gloria de Dios mismo por medio de su propio sacrificio.

El Miércoles de Ceniza, como se le conoce a este día, inicia el periodo de 40 días que Jesús paso en ayuno y sacrificio en el desierto los cuales marcan el inicio de su ministerio. La celebración de la Cuaresma termina el Domingo de Ramos y no en el Domingo de Resurrección como muchos erróneamente creen. La Cuaresma y la Semana Santa son dos acontecimientos seguidos del calendario Litúrgico que en realidad no pasaron uno como acto seguido del otro. En el Domingo de Ramos, Jesús entra triunfalmente a la ciudad de Jerusalén montado en un borrico como las profecías lo habían dicho muchos siglos atrás. Este evento conocido como tambien como Domingo de Palmas, marca el fin de la Cuaresma y se le llama así porque Jesús al entrar a la ciudad fue reconocido por la gente que estando en Jerusalén para los festejos de la Pascua (la liberación de los hebreos del yugo de Egipto) creyó en El y lo recibió con palmas o ramos como se le hacia a un rey en aquellos tiempos. Esto después de la resurreción de Lázaro. Pero en si este evento y el fin de los 40 días en el desierto esta separado por 3 años de ministerio en la vida de Jesús.

La ceniza siempre ha tenido un valor muy importante como símbolo de humildad y ofrenda a Dios desde el principio en que la relación Hombre-Dios aparece en la Biblia. Aunque el miércoles como tal no viene marcado como una fecha a conmemorar en las festividades Bíblicas, como no viene marcado específicamente ninguna otra fecha. El Calendario Gregoriano, que es el que nos rige actualmente en occidente, fue incorporado en la iglesia a partir del siglo II después de Cristo y precisamente surge como necesidad de festejar conjuntamente la Cuaresma. Pero no fue hasta el siglo XI que la iglesia ya entonces presidida en Roma instauró el miércoles como inicio de la Cuaresma con la imposición de la ceniza.

Aunque este acto no viene como tal en la Biblia tiene un significado ancestral y viene citado en ella como un acto de ofrenda o sacrificio a Dios y del cual se tiene como satisfactorio para El. La palabra ceniza o cenizas aparece 38 veces en la Biblia empezando en el libro del Génesis y terminando en la Segunda Epístola de Pedro en el Nuevo Testamento. El marcarse con ceniza entre los judíos era algo así como portar un brazalete de preso de los que salen en libertad condicionada actualmente. Socialmente estaban marcados, y se exponían manchándose o pintándose el cabello, la cara o la ropa con cenizas para humillarse públicamente denotando con este acto que buscaban un cambio en su vida y que estaban arrepentidos de sus malos actos.

En si, si se es católico o no, la penitencia y la reflexión deben de estar como una constante en la vida e incluirse diariamente en todos los aspectos de nuestras vidas. Nuestros propósitos de enmienda física no deben empezar en Año Nuevo, como no deben de empezar los propósitos de enmienda espiritual en la Cuaresma. La intención de mejorar en cualquier ámbito debe estar siempre presente. Hacer el propósito de enmienda sin un compromiso y sin llevarlo a cabo es lo que se conoce como hipocresía o doble moral, que es lo mismo que decir una cosa para hacer otra. Así es que hay que dejar que nuestros actos sean los jueces de nuestras palabras. Finalmente, hay que hacer propósitos de vida, no propósitos de temporada y llevarlos a cabo continuamente y así el cambio será constante y siempre para bien. No solo para nosotros, si no será un bien para todos en general. Feliz inicio de Cuaresma.

Cortesía de Killer Pollito

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
62 Comentarios en “Miércoles de Ceniza”