2008

Unas cuantas papas

En una de esas vacaciones largas, termine en Barcelona con una mochila vieja, poca ropa y una cartera vacía. El Chivo y yo nos quedamos con un viejo amigo en unos de esos departamentos que comparten como ocho personas que estudian por esos rumbos. Por cierto, saludos a toda la raza que conocimos en esa bella ciudad y con la que compartimos buenas pedas. Ahí en ese departamento conocimos a otro Mexicano que también andaba de mochilas y que se estaba quedando con una de las inquilinas del departamento. A ese gandalla le contamos que en unas semanas tomaríamos camino a Zúrich y como el venia llegando de ahí le preguntamos que podíamos esperar. Nos contó una historia para describir como es la gente y la cultura de Zúrich. “Me mandaron a comprar unas papas. Llegue a la tienda y no había nadie. Encontré una cajita que decía, “tome la verdura que necesite y ponga su dinero en esta caja. Gracias” Yo como todo buen gandalla, tome las papas y me fui sin pagar” Haganme el chingado favor! También nos contó que para el metro y tren ligero no había que comprar boleto porque ni revisaban el pasaje. Una semana despues llegamos a Zúrich y nos dimos cuenta que este guey tenia toda la razón, Zúrich es tan primer mundista que no hay ni porque desconfiar en la gente. La raza se comporta como se debe y paga servicios aunque no los anden revisando. Nada mas los gandallas como este guey son los que llegan a hacer su desmadre. Por eso no me sorprendí cuando el Domingo pasado el mundo se entero de esta noticia.

Ladrones enmascarados, a punta de pistola, robaron la noche del domingo cuatro pinturas valoradas en más de 160 millones de dólares, de artistas como Claude Monet, Edgar Degas, Vicent Van Gogh y Paul Cézanne, que formaban parte de la colección del museo de la Fundación Emil Bührle, en Zúrich, confirmó ayer la policía local.
“Este es considerado el mayor robo en un museo de arte en Suiza y uno de los más grandes hurtos de arte en Europa”, afirmó Peter Rueegger, jefe de investigaciones de la policía de Zúrich.
Apenas 30 minutos antes de la hora de cierre del museo, tres hombres vestidos con trajes oscuros y máscaras —uno de los cuales habló alemán con acento eslavo—, forzaron la entrada del museo y sacaron las pinturas en un auto blanco, narró la policía.
A pesar de que la alarma se activó, los malhechores consiguieron salir del edificio, llevarse los cuadros y darse a la fuga.
Los lienzos sustraídos fueron: Campo de amapolas en Vétheuil (1879), de Monet; Retrato del Conde de Lepic y sus hijas (1871), de Degas; Ramas de castaño en flor (1890), de Van Gogh, y Niño con chaleco rojo (1888-90), de Cézanne…

…Varios robos de obras de artes espectaculares han ocurrido en Suiza desde la década de los 80, entre los que destaca el de siete cuadros de Picasso en 1994, que estaban valorados en ese entonces en 44 millones de dólares y que finalmente fueron recuperados. Rueegger comentó que el robo en Zúrich puede ser comparado al de El Grito, en el museo de Munch, en Oslo, hace unos cuatro años.
Via: eluniversal.com

En lo personal, no hay como ir a un museo y ver esculturas de Miguel Angel o Botero, pinturas de Pollock o Murales de Diego Rivera, por mencionar algunas. Con este tipo de robos lo único que hacen es quitarle a un chingero de gente el gusto de ver arte en espacios públicos. Y no me refiero nada mas a grandes museos ya que a mi me han robado mis esculturas de galerías pequeñas. Por eso quiero concluir mandándole un afectuoso chinga tu madre a todos aquellos que por su huevos de gandallas roban obras de arte o unas cuantas papas.

chilakil.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
57 Comentarios en “Unas cuantas papas”