2008

El mito del Perrito – Conclusion

La siguiente entrada es la conclusion de “El Mito del Perrito”

Este “perrito” no es ninguna mascota, se refiere a la facilidad que tienen algunas mujeres para contraer las paredes vaginales, dando por resultado, la sensación de tener la vagina más estrecha. Para dominar esta técnica hay que realizar una serie de ejercicios muy sencillos que ayudan al fortalecimiento de los músculos pélvicos y así provocar las contracciones musculares voluntarias. Estos ejercicios fueron desarrollados por el Urólogo Arnold Kegel en 1948 como un método para ayudar a controlar la incontinencia urinaria, de hecho el Dr. recomendaba que las mujeres iniciaran a temprana, para evitar problemas durante el parto, posparto, menopausia y tercera edad. Pero como todo en esta vida, nadie sabe para quien trabaja, pronto las señoras se dieron cuenta de que esas contracciones en pleno jaleo, eran tremendamente placenteras, alguien corrió la voz y nació un mito. No tengo idea de porque se le llama “perrito”. Con el tiempo los kegel, como también se les conoce, se empezaron a recomendar en terapias sexuales, e incluso en la actualidad se han inventado aparatos, que ayudan a la realización de dichos ejercicios.1er ejercicio: Consiste en interrumpir un chorro imaginario de orina, contrayendo unos segundos, y relajando después. Para evitar infecciones, nunca se corta el flujo de orina de verdad.2do ejercicio: Consiste en tratar de cerrar la vagina en forma vertical, tal y como si se estuviera tratando de evitar que se salga un tampón, se contrae unos segundos y se relaja.Lo ideal es hacer repeticiones de 10 series 3 veces al día, después de 4 o 6 semanas se logra identificar plenamente el área y se lograran hacer las contracciones a voluntad, cuando se quiera, en donde quiera y con quien se nos de la gana, eso si, te advierto que la sensación que provoca es tan, pero tan placentera, que no respondo por las eyaculaciones precoces.

Via: nlm.nih.gov

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
63 Comentarios en “El mito del Perrito – Conclusion”