2008

Diamante de Sangre

El pasado miércoles 27 de febrero, ocurrió una tragedia. La estación de Radio Grupera “La Mejor de Morelos, organizó un evento gratuito, lo estuvieron promocionando durante días, anunciando como invitados a algunos de los grupos y cantantes más sobresalientes del Genero Grupero. Hay muchas versiones de lo que paso aquella tarde en El Diamante Negro, una señora me dijo que en la prepa donde estudia su hijo, regalaron boletos que tenían la serie 30,000 Dicen que la capacidad de el lugar era solo para 10,000 Se anunció que el evento comenzaría a las 7:00 p.m.

Desde las 11 de la mañana se empezó a ver el desfile de personas que llegaron a apartar sus lugares, a las 5 de la tarde, ya habían 15,000 personas adentro, no cabía un alfiler, se cerraron los portones para que no entrara nadie más, pero afuera había mas de 7,000 personas ansiosas por entrar, y decidieron hacerlo por la fuerza. Después de ese día he hablado con varias personas, todas hemos coincidido en un cuestionamiento ¿En que momento se perdió la conciencia de esas miles de personas que quisieron entrar, a pesar de saber que era algo imposible? ¿Que lleva a un grupo de personas a perder la coherencia de manera colectiva? Hemos sabido de casos parecidos muchas veces, pero esta vez ocurrió tan cerca de mi entorno, que es imposible ser indiferente, las victimas de aquella estampida humana fueron 60 heridos, ( niños, jóvenes, adultos, una mujer embarazada) 2 mujeres, una jovencita de 15 años y otra de 25, muertas a pisotones, un muerto más al llegar a el hospital. Que frágil es la vida, que incierta, supongo que aquella mañana, esa jovencita de 15 años, tenía la ilusión de asistir al evento, divertirse y volver a su hogar, cosa que jamás ocurrió. Esa noche la noticia salió con López-Doriga, pero se vio opacada por “la Diputable“, asunto al parecer mucho más importante, mucho más trascendente y mucho más rentable, que una avalancha humana.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
220 Comentarios en “Diamante de Sangre”