2008

Una sola persona puede hacer la diferencia

El pasado 7 de marzo un avión de American Airlines (AA) partió de la ciudad de Chicago rumbo a Londres con tan solo 5 pasajeros. Los cinco afortunados pasajeros viajaron cómodamente a Londres después de un retraso de 14 horas en Chicago ya que no pudieron ser acomodados en otro vuelo tras la descompostura del avión que los debía de transportar originalmente.

El avión de AA consumió aproximadamente 68,000 litros de combustible en el vuelo de Chicago a Londres, por lo que grupos ambientalistas han puesto el grito en el cielo ya que consideran ese tipo de vuelos un atentado al medio ambiente. Según dichos grupos ambientalistas el impacto de cada uno de los pasajeros al medio ambiente es de 35.7 toneladas de dióxido de carbono, el equivalente al consumo de 13,000 litros de combustible cada uno. La aerolínea explico que se vio obligada a operar el vuelo con una mínima cantidad de pasajeros ya que no tenía otro avión en Londres para trasladar a otros pasajeros de regreso a los Estados Unidos.

Algunos ambientalistas se rasgan las vestiduras y la arman de pedo pidiendo que la aerolínea pague multas por este tipo de vuelos. A mi en lo personal me irrita que dichos grupos se enfoquen en eventos triviales como el vuelo de un avión medio vació solo para llamar la atención. La ecología se ha convertido en una bandera de mercadotecnia para ganar posiciones políticas, vender productos, crear nuevas industrias, en pocas palabras la ecología es la bandera de moda para hacer negocio.

El enfoque del cuidado al medio ambiente debería de estar centrado en las personas como individuos y no en las grandes empresas o en esperar a que como siempre y como nunca el gobierno haga algo. Pongamos las cosas en perspectiva y pensemos que aunque nos cueste trabajo creerlo, una sola persona puede hacer la diferencia.

Los “criminales” del ambiente los encontramos cada mañana, el taxista que se atraviesa salvajemente y provoca que te frenes y el que viene detrás de ti se frene y eventualmente el trafico se detenga. El “criminal” ambiental es la señora que se viene maquillando y hablando por el celular que golpea un carro por detrás y provoca un embotellamiento vial. El “criminal” es el chofer del camión que se detiene en lugares prohibidos para subir o bajar pasaje y provoca que un impaciente automovilista se cambie de carril imprudentemente, ocasione un accidente y detenga el trafico de una importante avenida.

Cuantas toneladas de dióxido de carbono adicionales se emiten cada mañana gracias a personajes que provocan atascamientos vehiculares, imagínese escenas como estas repetidas todos los días en todas las ciudades del mundo, millones de carros parados en el trafico de la mañana solo porque alguien se cambio de carril sin fijarse. ¿Cuantas miles de toneladas de dióxido de carbono se dejarían de emitir si cuando manejáramos fuésemos más prudentes y menos animales?

Soy de la opinión de que una sola persona puede hacer la diferencia, el cuidado de nuestro planeta no debería de ser un movimiento de grupos de interes si no una cuestión de principios y valores individuales que nos enfoquen en los pequeños grandes detalles.

Enlace: CNN

Kin 40

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
36 Comentarios en “Una sola persona puede hacer la diferencia”