2008

Ya no estas para esos trotes!

Hace algunos días no pude celebrar mi cumpleaños como Dios manda así que me escape el fin de semana a una playa, y de paso adelante mis vacaciones. Llegando a la casa avente la maleta, agarre mis aditamentos y corrí a la playa. Para esto, la playa quedaba a unos quince minutos que me avente en cuatrimoto y llegando allá le seguí unas vueltesillas más. Entre que disfrutaba del sol, echaba cheve y platicaba, me fui a dar otra vuelta en la moto, de hecho así anduve un buen rato para sacar el estrés de la semana, además que la velocidad es un regalo divino, sucedía haber el terreno propicio. Me regrese de la misma forma, y por el resto de la tarde anduve muy campante.

Yo ya había escuchado eso de que “la vida te pasa la factura” por cada cosa que haces pero no imagine que fuera tan eficiente, me llego esa misma noche hazme el chingado favor! el dolor intenso en las muñecas y antebrazo no me dejo dormir, y a la mañana siguiente el resto del cuerpo.

En mi casi nula experiencia haciendo ejercicio, me quise quitar el dolor con una caminadita en la playa bien temprano, que por cierto valió cada paso. Los problemas empezaron cuando empecé a recoger conchitas, cada diez pasos me agachaba, y ese fue el concepto de mi segunda factura. Hoy lunes que escribo esto, no fui a la escuela porque simplemente no me pude parar, no mms no cumplí tantos! Ya estoy empezando a temer el famoso “como me ves te veras” que siempre me dicen mis papás.

La falta de ejercicio, tomar, fumar, o simplemente un año mas de vida, no lo se pero esto nunca me había pasado antes, lo cierto es que no quiero volver a pagarle mi diversión a la vida porque me va a salir caro.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
74 Comentarios en “Ya no estas para esos trotes!”