2008

Oda a un Pobre Diablo

ODA A UN POBRE DIABLO
A ti cobarde, que nunca darás la cara. A ti que no vales nada, eres una rata, porque vives en este blog, que a muchas personas gusta, y tú lo llamas basura. A ti reptil sin cerebro, que promueves la censura. A ti cretino, que te sientes perfecto. A ti que eres feo, feo del alma y de criterio. A ti que ofendes a quien no quiere defenderse. A ti que exiges una respuesta a tu pregunta grosera. A ti poco hombre, que golpea a una dama con palabras. A ti insensible, negativo, que destilas amargura y ponzoña, que solo comes carroña. A ti que no entiendes nada, lees algo y dices que te aburre, pero lo lees todo y hasta un comentario subes. A ti pobre imbécil, porque solo un imbécil lee algo que no soporta y se dirige a alguien, sabiendo que lo ignoran. A ti débil de mente que te sientes diferente. ¡Que lástima me das! A ti, si te queda el saco, deja de leer este post, que tiene más de diez palabras, y en las palabras tú no encuentras diversión. A ti que careces del sentido común, y del sentido del humor. A ti intolerante, que no aportas nada, que solo juzgas y criticas, sin conocimiento y sin razón. A ti que te crees psicólogo, que solo pretendes llamar la atención. A ti patán mal nacido, de nula educación, educación, no cultura, que conceptos diferentes son. A ti te digo, ¿Qué culpa tiene la víbora de morder y el alacrán de picar? si esa es su naturaleza. ¿Qué culpa tienes Tú de en este blog comentar? sigue, sigue haciéndolo, al fin que la indiferencia, es el mejor antídoto contra tu veneno.

Y como dijo Forrest Gump: “Eso es todo lo que tengo que decir al respecto”

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
109 Comentarios en “Oda a un Pobre Diablo”