2008

Oye chico… dime chico

Yo fui esos que me negué a comprar un teléfono celular hasta hace un par de años. Como la mayoría caí, en las garras de la tecnología y ahora mi teléfono celular es indispensable. Claro, si se me olvida en mi panal no hay pedo, hasta gusto da desconectarse un rato de ese aparato. Mientras para mi es un simple aparato para hablar con la gente, para otros ya es como oxigeno. Entre las llamadas, mensajes, agendas, correos de voz y demás, la gente es adicta al teléfono. Es cagante que ni siquiera cuando uno esta comiendo lo apagan, ahí tiene uno que andar viendo lo que dicen. Háganme el chingado favor! Hoy en día no podría ni imaginar que seria de este mundo sin ese aparato. Hay un pueblo que si lo sabia, y ese pueblo es el Cubano.

Como dicen por ahí, mas vale tarde que nunca.

La Habana.- Las autoridades cubanas autorizaron a la población el viernes la contratación de telefonía celular, que hasta ahora estaba restringida, en el marco de una serie de reordenamientos administrativos prometidos por el nuevo presidente Raúl Castro. 
En un comunicado firmado por la empresa de telecomunicaciones ETECSA y publicados en medios de prensa oficiales, el gobierno informó sobre su disposición para la apertura en las ventas de los teléfonos móviles.
 “A partir del proceso inversionista actual, ETECSA está en condiciones de ofrecer a la población el servicio de telefonía celular que se formalizará mediante contrato personal en la modalidad de prepago’’, expresó el texto.
Vía: Milenio.com

Pues espero que esto se el comienzo de algo bueno para los Cubanos y de todo corazón espero que no se vuelvan tan adictos a los celulares como el resto del mundo. Las buenas notitas no terminan ahí ya también van a poder comprar computadoras. No estoy muy bien informado de que tan libre sea el acceso Internet en Cuba pero espero que poco a poco también tengan acceso al mismo. Y si de pura casualidad ya nos encontraron en la red… Saludos afectuosos y que chingona música tienen!

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
42 Comentarios en “Oye chico… dime chico”