2008

Un grito de indignación

Hoy fui a una consulta médica porque tengo un problema de caída de cabello grave y obviamente en busca del mejor médico para tratarme fui a la clínica DERMEDICA ubicada en Polanco, para no hacerte el cuento largo, la pura consulta me salio en 1,000 pesos (No más de 10min) y el médico Javier Ruiz reconocido en el área no se digno a verme, me chamaqueo una de sus doctoras diciendo, dejame tomar tus datos en lo que viene el doctor, el famoso doctor nunca llego, la doctora me hizo la receto y según la fue a checar con el doctor…hazme el chingado favor!!!….¿Cómo puede un doctor checar y decir que la receta está bien si no ha visto mi cuero cabelludo?….no hice ningún alboroto porque la persona que me atendio está embarazada y quise ser considerada. Tengo rabia, porque me resulta muy difícil pagar esa cantidad de
dinero como para que no te vea la persona por la que pagaste, en segundo lugar, el dichoso Dr. Ruiz me vio pasar junto de él y seguramente como no vio en mi cara una jugosa billetera decidió no atenderme…no dudo que sea buen doctor, pero pésimo ser humano….se ve que lo único que le importa es aplicar tratamientos de belleza, ya
sea que los necesites o no!!! No se vale, un doctor tiene que ser humano ante todo, más bien parece un pequeño cerdo capitalista.

Cortesía de anónima!

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
76 Comentarios en “Un grito de indignación”