2008

Cortados con la misma tijera

La mayoría de las mujeres que conozco y últimamente los hombres también se cortan el cabello en una estética, y de parte de los hombres honestamente no entiendo porque dejaron de usar la barbería, en fin, lo que he notado es que mucha gente prefiere a un hombre que por lo general es gay para hacer este tipo de trabajo, lo cual me parece bastante cliché y totalmente innecesario, yo estoy segura que no tiene nada que ver la capacidad con el sexo, cualquier persona dedicada a su trabajo puede ser muy bueno en lo que haga independientemente de su vida privada, pero lo cierto es que la fama ya esta.

A mís veintitantos años de edad ya he pisado varias salas de belleza antes de decidirme a hacer las cosas yo misma, y gran parte de lo que me animó fue la última y peor experiencia que he tenido en una sala de belleza y que nada tuvo que ver con el cabello, y de esas también he tenido. Una vez fui por un estilista que tenía y todavía tiene muy buena fama, la verdad el wey si lo hace muy bien hasta eso, me consta, de hecho fui con él porque había visto un trabajo anterior. Pues tenía mi cita y todo, llegue, me sente, ojie una revista y me hice pendeja unos minutos pero entre más gente llegaba note que que yo no me movía de lugar y que varios hombres pasaban uno tras otro. Después de unos minutos me di cuenta que mi cita había valido madres, justo cuando creí que ya me había pasado de todo me dí cuenta que el wey estaba atendiendo solo hombres, así nomas, por sus webos y sin mayor explicación Hazme el chingado favor!, pues obviamente me fui, pero su negocio ahí sigue como si nada y al wey le vale madres.

La moraleja es que sea hombre, mujer o demonio, mal servicio encuentras en cualquier parte… y bueno tambor.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
134 Comentarios en “Cortados con la misma tijera”