2008

La Llamada

El sábado asistí a la misa de presentación de un niñito que cumplía 3 años, en la entrada de la iglesia estaba el siguiente anuncio:

Se me hizo un anuncio chistosito, aunque no tanto como lo que sucedió al empezar la misa. Resulta que a los 10 segundos de que empezó la ceremonia, sonó un celular, el padre solo le dijo al culpable:

-Por favor apague su aparato.

5 minutos después, volvió a sonar el mismo celular, y el padre un poco más molesto, le dijo al reincidente:

-Hijo ¡POR FAVOR!-

-El pobre hombre, más rojo que un tomate, solo pudo decir:

-Perdón-

En eso, una chica, asistente de la misa, subió al púlpito para hacer la lectura de La Biblia, ella estaba muy seria leyendo, en eso ¡vuelve a sonar el celular! todos volteamos a ver al sospechoso de siempre, pero él, ni se inmutó, permanecía de brazos cruzados, mientras se seguía escuchando el tono clásico de nokia, en eso escuche que el padre dijo:

-Hija, POR FAVOR pon tú el ejemplo-

Luego entonces, el celular que sonaba, ¡Era el de la señorita asistente que estaba haciendo la lectura!

Bien dice el dicho “Lo que uno no pude ver, en su casa lo ha de tener”

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
100 Comentarios en “La Llamada”