2008

Ecología, competencia o alimento?


El cambio climático, la crisis alimentaría y la competencia por el agua son temas de los que escuchamos hablar todos los días y con las mismas seguimos viviendo como si nada. Muchas veces es simplemente la falta de información, que no entendemos o no queremos entender de que se tratan estos problemas, nos aburren, nos agobian y simplemente les volteamos la cara. Es precisamente esta indiferencia lo que nos esta mandando a la chingada como país.

Todos estos temas estar interrelacionados, son un círculo de decisiones y consecuencias que nos afectan a todos. Las medidas que las organizaciones y alianzas ecologistas toman en conjunto con los gobiernos hoy en día están dirigidas a salvaguardar los recursos naturales, principalmente porque sabemos que el día de mañana no la vamos a pelar por vaso de agua, una fruta o un pedazo de pan. Soy de la idea de que México definitivamente no es un país pobre, creo que tenemos muchos recursos con que enfrentar estas crisis que se vienen pero por x o y razón nos acabamos quedando atrás, de laguna manera el desarrollo no acaba de llegar. Porque? Porque estamos hasta el webo de conflictos políticos, de falta de información, de cortinas de humo, de desinterés y falta de cultura.

Mientras en México nos preocupamos por ver como vamos a procesar el petróleo, nos atacamos entre nosotros y nos atoramos durante meses con el mismo problema, en los países de primer mundo como EUA y Francia están fabricando biocombustible precisamente para romper con la dependencia del petróleo. En otras palabras, estos países estan viendo hacía adelante, sea una buena o una mala inciativa utilizar el biocombustible, ellos ya cuentan con recursos naturales destinados exclusivamente a la fabricación de un nuevo tipo de energía que cumpla con las exigencias de protección ambiental y los beneficie económicamente en un futuro.

El biocombustible es el término con el cual se denomina a cualquier tipo de combustible que derive de la biomasa, organismos recientemente vivos o sus desechos metabólicos, tales como el estiércol de la vaca.
Los combustibles de origen biológico pueden sustituir parte del consumo en combustibles fósiles tradicionales, como el petróleo o el carbón.
Los biocombustibles más usados y desarrollados son el bioetanol y el biodiésel.

Wikipedia

Cuando tratamos por todos los medios de ser competitivos en algo, cambia el rubro de competencia. Pero no estamos en el hoyo, por el contrario, lo interesante es que el maíz y el trigo son cereales que se producen en México, de hecho el país es uno de los 5 grandes productores mundiales de maíz, aunque en trigo no nos ha ido tan bien, la demanda que se ha venido dando de estos alimentos en los últimos meses ha logrado que aumenten su precio en los mercados internacionales, situación de la cual el país también se puede beneficiar; si un barril de petróleo cuesta $100 dólares, una tonelada de maíz esta en $300 y una de trigo en $500. El gran problema aquí es que necesitamos el maíz para comer, son parte de la canasta básica de millones de mexicanos y no deben ser vendidos al extranjero ni utilizados en energía mientras estamos echando la casa por la ventana en busca de pozos de petróleo.

Ahora nos queda por decidir si la priorida será la ecología, la competencia o el alimento? Y claro, vivir con la consecuencia de nuestra decisión.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
56 Comentarios en “Ecología, competencia o alimento?”