2008

Está feo… pero está de moda

Parece que cada vez es mas difícil encontrarte ropa que no tenga estampados de calaveras, moños, calaveras con moños, franjas rosas, changos con flecos y/o moños y/o calaveras y/o franjas rosas con mas calaveras encima…¡HECF! y todas esas imágenes alusivas a esa tribu urbana (si es que se le puede llamar tribu al intento de mezclar todo lo anteriormente existente en cuanto a movimientos y hacerlo algo verdaderamente bizarro) que para bien de algunos y desacuerdo de otros esta de moda: los emos.

Debo decir que no tengo nada contra los emos, (aunque reconozco que me caga lo que ellos llaman “su ideología”) pero eso de que la mayoría de los lugares donde se vende ropa estén llenos de este tipo de prendas y que te dejen sin opciones ‘no emos’ me pone un tanto en desacuerdo, aunque si lo pensamos un poco, siempre ha habido y hay cosas que se ponen de moda y no son del agrado de los demás.

Siempre ha habido jóvenes, (hasta Chabelo fue joven aunque muchos llevemos años viéndolo abuelo) y siempre ha existido la necesidad por parte de este sector de llamar la atención ya sea con actitudes “rebeldes”, con música, etc. Mayormente la ropa; Aunque tras esto escuchemos frases como: “jóvenes son todos aquellos entes que pretenden ser diferentes vistiéndose todos iguales”.

Seamos netos, han existido cosas que son realmente feas, pero por el hecho de estar de moda han sido consumidas por muchos de nosotros, aunque si hablamos de gustos hay una línea muy delgada que divide los malos de los buenos.

Quien no ha visto una foto sesentera de sus jefes y visto lo que se usaba en esa época, en los setentas los tenis converse (no emos, no tenían calaveritas todavía), recordemos a los que en los 80’s se vestían con vinil rojo, estoperoles (si emos, ya existían), pantalones entubados (no emos, no se empezaron a vender apenas), pantalones super amplios de arriba y con una abertura de manga donde apenas y podía pasar un pié, en los noventas no faltó el que imitaba las greñas al frente tipo Michael Jackson, los mas fanáticos hasta con sombrerito, los mocasines negros con calceta blanca, los peinados como si les hubiese explotado el boiler en la nuca (no emos, tampoco lo inventaron ustedes) y no faltó el que se colgó un chupón de plástico (emos… si quieren eso si se lo pueden adjudicar, muchos sienten pena ahora al recordar que se andaba por la vida con un chupón colgado :D)

Hay que ser tolerantes, todos pasamos por alguna etapa de ridiculez en algún punto de nuestra vida (por lo menos yo no he visto un emo mayor) y esperar a que así como los copetes que se hacían con “aquanet” y tubos PVC de calibres gruesos (aahh… recordé a mis tías haciendo estos sendos copetes) pasaron de moda, pase la fiebre emo.

Si dentro de unos años me encuentro en mi chamba a un director de área o a un gerente general con las greñas tapándole los ojos y con ojeras hechas con maquillaje y no naturales por chambear hasta de noche me tragaré mis palabras y reconoceré que no fue una moda pasajera, por lo pronto guardaré mis abanicos gigantes para cuando los integrantes de locomía se reencuentren, chance y los pueda vender como accesorios “retro” :D, emos, guarden bien sus fotos y síganlas publicando, seguro ustedes mismos dirán dentro de poco: ‘¡Hazme el chingado favor, que ridículo me veía!’
Excelente día

yaocelotl

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
282 Comentarios en “Está feo… pero está de moda”