2008

¡A la Vegas!

Tuve la fortuna de viajar a Las Vegas el pasado fin de semana. Una ciudad a la que yo llamo “Totalmente Falsa”. Aun así es un buen lugar para pasar unos días si vas acompañado de buenos amigos. Pero claro, como toda gran ciudad, Las Vegas tiene sus buenos y sus malos. Los cosas buenas son por ejemplo las mujeres buenas, los buenos espectáculos, las mujeres, los casinos, las mujeres, el alcohol, las mujeres, la vida nocturna y lo mas importante, las mujeres… Como dicen los gringos WOW!

Pero no todo es bonito, sobretodo para los Mexicanos. Estoy hablando de los Mexicanos que se chingan todos los días en el puto calor infernal vendiendo agua a los turistas. “One Dollar, One Dollar” es todo lo que saben decir. O que tal eso amigos y amigas que pasan volantes o tarjetas de prostitutas toda la puta noche. Nunca faltan los que se la viven recogiendo platos sucios o sirviendo agua en restaurantes en casinos o en MierDonalds por ejemplo. Las recamareras que están empujando un carrito desde las 8am para limpiar el putero de cuartos. Para su servilletas ese detalle fue difícil de ignorar y no deja de molestarme la situación de estas personas. Lo peor del caso es que el Mexicano se volvió un “Illegal Alien” en una tierra que no hace mucho fue suya y que ahora trabaja como perro para sobrevivir. ¡Hazme el chingado favor! Es difícil ver la realidad de estos Mexicanos, con trabajos que ni los negr… a no, esa pendejada ya la dijeron antes. Es muy culero ver lo que el sueño Americano se a convertido para muchos que solo quieren algo mejor que lo que tenían en México. Lo peor del caso es que otro grupo de personas que también emigraron al continente Norteamericano se la esta pasando de lo lindo. Estoy hablando de los Asiáticos (con sus putas cámaras). No pinches mames, esta repleto de esos gueyes por todas partes. La única diferencia es que al parecer a ellos si les va muy bien. Abundan en los hoteles de lujo y en los casinos chingones. Siempre te los topas en las mesas de a $1,000 dólares de mínimo y metiéndole un chingo de varo a las maquinas. ¿Como fue que a esos gueyes que no fueron de aquí les va tan bien y a nosotros que de ahí fuimos nos fue tan mal? Supongo que si me se la respuesta pero no me quiero dar la razona otra vez, Chingao!

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
163 Comentarios en “¡A la Vegas!”