2008

Derecho a Réplica

De los prejuicios cognitivos que con más frecuencia padecemos es la generalización apresurada o indebida. Háganme el chingado favor de no generalizar!!! Tal fue el caso del post sobre el cual ejerzo mi derecho a réplica. Primero quiero puntualizar que con esto no pretendo ni por acaso maquillar, disimular u ocultar la aseveración de que México es malísimo para el futbol (sic), suponiendo claro, que Rafa se refiere a la selección nacional. Eso que no se han conseguido resultados rimombantes y que las potentes ligas europeas son un espectáculo más entretenido que la local, nadie lo va a negar.

Ahora, lo que sí me puede calar es precisamente esa generalización de que si te gusta el futbol, eres un naco, si no te gusta, eres gay. Conozco muchos gays e intelectuales que les gusta el futbol. Como probablemente esto levante ámpula y soy lo suficientemente iracundo como para no aceptar la crítica, refutaré basándome en argumentos científicos y citas de personalidades con, sin duda, mayor autoridad moral e intelectual para realizarlas.

Eso del panzón con su uniforme azul eléctrico, vamos que “Me preocupa más un tipo sentado 24 horas frente a una computadora que un fanático del fútbol” diría Miguel Fría (músico). Ahora que si es criticado por tomarse su chela después de un partido, pues ¿qué creen? Que les tengo noticias, “El consumo de cerveza después del ejercicio físico mejora la recuperación de los deportistas” según un estudio de la Universidad de Granada. Ahora aquello de que un deportista no sirve como ejemplo (Lorena Ochoa tiene y sostiene una escuela primaria para niños de bajos recursos en Guadalajara y manda un taller ambulante a comunidades marginadas que “ayuda a desarrollar y madurar integralmente tres áreas de inteligencia: psicomotriz, socio-afectivo y cognoscitivo”; Rafa Márquez también tiene su fundación, además mantiene varios comedores comunitarios en pueblitos de michoacán)y deberíamos tomar como ídolo a quien mantiene a su familia con $30 diarios, es fácilmente refutable con el simple concepto de lo aspiracional que “es apelar a ese deseo de la gente de tener lo que no tienen, o de ser lo que no son… En los procesos aspiracionales, se incorporan estereotipos, es decir, representaciones ideales de una persona, que representan la perfección estética, de conducta, de vestir, etc.” y siempre en México y el mundo ha existido un Star System que nos da esos estereotipos: a principios del siglo pasado fue el cine, después la television y desde finales del siglo xx los deportistas en general. Por lo tanto, creo que por más admirable que sea el esfuerzo de una persona que se la rifa sobreviviendo, si le preguntas a tu hijo qué quiere ser de grande, no creo que te conteste que su aspiración sea trabajar de asalariado ganando el mínimo. Además, añadiría Vicente Verdú (escritor) “los equipos de una ciudad o de un país actúan como figuras totémicas” (y aquí yo también incorporaría a los jugadores)

Mención aparte merecen algunos comentarios que basados en la generalización denigran; “en el ejercicio de la crítica uno puede elogiar o escribir desfavorablemente sobre un autor pero no debes denigrar, no debes de burlarte; no debe ejercerse la burla como un elemento de la crítica” (Mario Benedetti). Leí por ahí un atroz comentario en donde alguien reducía la cultura únicamente a las manifestaciones artísticas, cuando alguien que de menos se ha acercado al diccionario de la RAE, encuentra que Cultura (sí con mayúscula) es un “conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.” o si les late más Levi-Strauss “la cultura no consiste sólo en formas de comunicación que le son propias, como el lenguaje, sino sobre todo en reglas aplicables a toda clase de juegos de comunicación” (¿vieron? “Juegos” jaja)

Un favorito de muchos es Eduardo Galeano por sus “Venas abiertas de América Latina”, pero él también se ha distinguido por ser un crítico de los intelectuales de derecha e izquierda que menosprecian el fenómeno del futbol: “¿En qué se parece el fútbol a Dios?. En la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales.” “El desprecio de muchos intelectuales conservadores se funda en la en la certeza de que la idolatría de la pelota es la superstición que el pueblo merece. Poseída por el fútbol, la plebe piensa con los pies, que es lo suyo, y en ese goce subalterno se realiza. El instinto animal se impone a la razón humana, la ignorancia aplasta a la Cultura, y así la chusma tiene lo que quiere… En cambio, muchos intelectuales de izquierda descalifican al fútbol porque castra a las masas y desvía su energía revolucionaria. Pan y circo, circo sin pan: hipnotizados por la pelota, que ejerce una perversa fascinación, los obreros atrofian su conciencia y se dejan llevar como un rebaño por sus enemigos de clase.” A lo que Edgar Morín (filósofo) respondería “No veo el fútbol como una forma de alienación moderna, lo siento más bien como una poesía colectiva”

Pero como diría Rodolfo Araceli (dramatugo) “El fútbol, como ninguna otra actividad y/o divertimento, muestra cómo somos y cómo no somos. El espejo no tiene la culpa de lo que refleja. La radiografía no tiene la culpa de los tumores.” O Johan Huizinga (historiador) “Cuando el juego origina belleza, queda implícito su valor para la cultura.” O qué tal el propio Galeano cuando admite “La mayoría de los escritores de América Latina somos futbolistas frustrados.”

Evgueni Evtuchenko (poeta muy crítico del conformismo intelectual y artístico a que dio lugar la época estalinista) dice que “He creído siempre que el fútbol tiene algo en común con la poesía”; Milan Kundera (sí el mismo de “la insoportable levedad del ser”) cree que “El fútbol, es un pensamiento que se juega, y más con la cabeza que con los pies (…) Tal vez los jugadores tengan la hermosura y la tragedia de las mariposas, que vuelan tan, tan alto y tan bello pero que jamás pueden apreciar y admirarse en la belleza de su vuelo. (Milan Kundera)” El propio Albert Camus, fue un férreo defensor del futbol, para muestra estas frases: “La patria es la selección nacional de fútbol.”, “No hay lugar en el mundo donde un hombre pueda sentirse más contento que en un estadio de fútbol” o “La bola nunca viene hacia uno por donde uno espera que venga” (gran enseñanza para la vida) y la madre de todas las citas “Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol”

Así que aquellos que piensan (porque tras leer esto mantendrán su opinión) que el futbol es de nacos, que es sinónimo de panzones cheleros, y de gente sin estudios… creo que estos grandes hombres también lo juegan o jugaron, lo disfrutran o disfrutaron y seguirán proponiendo un mayor respeto a un fenómeno social que lo merece.

“El hombre es plenamente hombre cuando juega.” (Schiller)

“La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño.” (Nietzsche)

Cortesía de Dr Pistonne

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
155 Comentarios en “Derecho a Réplica”