2008

No le tengo miedo al Diablo, pero…

Para todos los que les caga que escriba blogs personales, aquí les va otro.

De unos meses atrás a la fecha, ha surgido un miedo en mi que no tenia antes. Se me hace un poco extraña toda esta situación ya que no soy una persona muy miedosa. Cabe aclarar que este miedo es una tremenda pendejada, ya que no se compara con el miedo que podemos tener de salir a la calle en nuestro querido México. Este miedo pendejo es por causa de los comentarios que día a día dejan en las entradas de este blog. No le tengo miedo al diablo, pero si a los comentarios… Chingao!

Me he dado cuenta que en los últimos meses me cuesta mas trabajo escribir ya que se me vienen a la mente las mentadas que van a generar las entradas. Desde los comentarios que no están de acuerdo con lo que escribo y proponen buenas replicas, hasta amenazas de que me piden que me suicide y que ojala que me secuestren. Comentarios que opinan que el tema no es para este blog y que aburren y que después me la cagan por poner algo diferente. Comentarios que sugieren que el blog tienen que tener un tipo de entradas y cuando se las ponen dicen que son una pendejada. Comentarios que nada mas son para mentar la madre sin ni siquiera hablar de la entrada . Todos estos comentarios se me meten a la cabeza desde antes de querer generar la entrada.

No entiendo de donde nació este miedo. Yo mejor que nadie se que si publico una idea, pensamiento, video o noticia me voy a llevar mis buenas mentadas. Se que puedo contar con el apoyo de alguien en una entrada y en la siguiente convertirme en su peor enemigo. El pedo aquí es que antes me valía madres, bueno, me siguen valiendo madres pero no les puedo negar que si estoy mucho mas conciente de lo que escribo. Lo mas cagado es que da un chingo de gusto cuando por fin alguien esta de acuerdo con lo que escribo… un chingo de gusto hasta que llega alguien y empieza con su “eres un lame huevos del chilakil” jajaja, Hazme el chingado favor!

No me mal entiendan, creo que eso de opinar libremente es bien chingon. Es una espada de doble filo sin duda alguna, pero ojala hubieran mas espacios así. Imagínense un portal del gobierno, o de Telmex o Televisa que dejaran publicar quejas o mentadas por lo mal que están haciendo las cosas. Quizás no existen por que tienen miedo de saber que la gente les va a decir que sus programas o servicios están de la chingada. Por eso mismo, prefiero seguir con miedo que negarles su derecho de opinar lo que se les hinche el huevo porque en una de esas todos podemos salir ganando.

Fuente: Mi torcido y encabronado cerebro!

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
229 Comentarios en “No le tengo miedo al Diablo, pero…”