2008

La diferencia entre tú y yo

Nos hemos encontrado en cierto punto donde no hay retorno, lo que hicimos hecho esta, te ves mas triste que yo, creo que tenías muchos anhelos, yo también, pero ya ni modo.

A pesar de que estamos en el mismo lugar, y que ahora entre tú y yo no hay ninguna diferencia, sabes que sí la hubo en la manera en que llegamos aquí. No, no, ya sé que nos ocurrió igual, me refiero a las reacciones que provocamos, tampoco te envidio por eso, te digo, hoy estamos igual de jodidos, solo somos dos podridos cadáveres, formamos parte de un pinché estadística de muertes violentas.

Me refiero a la sociedad que esta igual o peor de jodida que nosotros, pues siendo optimistas nosotros ya escapamos de eso, de sus paradigmas racistoides y del temor a ¿Qué pasará en el futuro?.

Me refiero por ejemplo que tu llegada aquí ocurrió primero, y causo honda indignación en todo el país, hasta yo lo supe, conocimos tu nombre, prendimos velas exigiendo justicia, manifestaciones y un “si no pueden que se larguen”, te asesinaron después de privarte de la libertad.

A mi también, estaba con unos amigos, nos levantaron, yo solo tenía 15 años, los que me quitaron la vida sabían que mi familia no tenía dinero, en el transcurso de la noche se deshicieron de un gasto extra, en una frontera del norte, amanecí muerto, enteipado de los ojos, no gastaron en balas, me asfixiaron.

Yo solo fui una nota accidental, de un párrafo, en un periódico local, nadie más allá de la ciudad supo de mi muerte. No hubo marchas, mi madre pidió mi cuerpo, no hubo facilidades, tuvo que hacer todos los trámites burocráticos para recuperarlo y velarme en el DIF. Así llegue aquí, contigo.

¿Por qué la diferencia? Te decía, por el jodido pensamiento social, un paradigma preadoptado, tu tenias un brillante futuro, según este paradigma, ibas a ser un bien para nuestro país, ibas a ser “alguien”, pues venías de buena cuna, en cambio yo, mira, incluso se llego a mencionar que qué hacia yo con esas personas, casi justificando mi levantón por estar ahí, hazme el chingado favor, entonces yo, no tenia futuro, no iba a llegar a nada, quizá hasta me hubiera convertido en mal viviente, encasillado por mi pasado, según la sociedad, yo no hubiera tenido futuro.

Para tu familia el gobierno va a realizar investigaciones y quizá van a encontrar a un culpable, y si no hasta lo van a fabricar, porque tú te lo mereces; mi familia en cambio sabe que no tuve asesino, nadie tras las rejas va purgar una condena por mi asesinato.

Ni tú ni yo tenemos la culpa, ni tú ni yo ganamos o perdemos algo, ya estamos jodidos, y los vivos, los vivos coleando con sus paradigmas racistoides.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
85 Comentarios en “La diferencia entre tú y yo”