2008

11 de abril de 2011

Logo IMSSTodos sabemos que el Instituto Mexicano del Seguro Social no se caracteriza por su rápida y oportuna atención, en ocasiones te dan una cita con tal espera, que hasta el médico especialista la considera demasiado tardía. Un mes, dos meses, tres… tres años.

Miguel Alcalá, de 61 años, sufre hipertensión arterial, cansando y debilitamiento. Los médicos sospechan que tiene un problema en el corazón, pero no estarán seguros hasta dentro de tres años.

Y es que en el hospital Regional 110 del Instituto Mexicano del Seguro Social le dieron cita para el 11 de abril de 2011 para hacerle un electrocardiograma doppler, uno de los estudios que necesitan para diagnosticarlo y darle tratamiento.

“Es irrisorio. No se trata de un diagnóstico de pie de atleta o caspa. Es un asunto de una afección cardiaca que requiere celeridad. No es una condición menor”, lamentó Alcalá.

Por eso presentó una queja ante el Seguro Social en la que pide que le cambien de hospital, de médico y que le realicen a la brevedad los estudios.

Espero que a don Miguel se le haga caso pronto y esto no termine como un lamentable suceso por culpa de la escasez de personal médico y presupuesto generado por los malos manejos del IMSS. Hazme el chingado favor!

Via: Periodico Reforma

Cortesía de hortografika

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
116 Comentarios en “11 de abril de 2011”