2008

El avión-limusina

Resulta que mi esposa y yo íbamos agusto en un camión en Guadalajara cuando volteamos para la derecha y de repente se nos deja venir… ¿Un avión? ¡Ah chinga! Después del susto inicial pudimos comprobar que no era uno de esos que vuelan y que solo hay en los aeropuertos o en el aire. Era un avión-limusina. ¡Hazme el chingado favor! Me imagino al maestro de ceremonias de unos XV años diciendo: “Un aplauso para la quinceañera que llegó de volada en la limusina con sus chambelanes”. El avión tenía placas del Estado de México y por ahí alguien nos dijo que era un bar con llantas (creo que ese andaba peor que nosotros). Ojalá alguien pueda decirnos ¿Qué chin#$%&@ es eso?

Cortesía de El Victor

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
210 Comentarios en “El avión-limusina”