2008

El regreso de los pendejos

Seguramente habrán oído el refrán que reza: “desde que se inventaron las excusas, se acabaron los pendejos”, bueno pues los avances científicos que permean en nuestra vida rutinaria están haciendo que vuelvan, otra vez, los pendejos (que, como dice F. Cabral, somos muchos).

Por ejemplo ante la vieja excusa de: “pues no me pude comunicar porque no había oficina de correos” ya se chingo uno, porque hay, mail, telefonía publica y celular, y si no te pudiste comunicar fue solo por una razón, eres un pendejo.

Así los científicos, han hecho que cada uno de nosotros vaya teniendo que inventar nuevas excusas, pero estas se extinguen con as frecuencia, ya que no puedes decir que no encontraste tal o cual cosa en la tienda y por eso no lo tienes, pues en Internet lo puedes comprar, y si no pudiste ir a la biblioteca, también en internet puedes encontrar buena información (si, también sirve para eso), es decir no tienes excusa para no comprar algo, para no estar informado, para no estar comunicado, etc. “gracias” a las gentes pensantes de nuestra sociedad.

No puedes decir que no visitas a tu tío que vive en Chinconcua porque no tienes cuaco, pues hay camión, avión y taxis.

Si no sabes llegar a un lugar, es por pendejo, porque hay sistemas satelitales que te guían.

A mi, mí excusa favorita me abandonará, “si intente llamarte, pero no tengo crédito”, pues bien, al menos telcel tuvo la pinchi brillante idea de mandarte un mensaje cuando alguien que no tiene crédito intento comunicarse contigo. hazme el chingado favor.

¿Ahora que le digo a mi esposa, cuando se me olvide (por pendejo) llamarle como quedamos, que le digo al compa al que quede de llamar para vernos, a la señora que le dije, “yo la llamo”?

Así, emerje un pendejo más, y una excusa se diluye.

P.D. Se aceptan sugerencias de excusas.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
108 Comentarios en “El regreso de los pendejos”