2008

¿Por qué a veces somos tan cerrados?

No soy el tipo de persona que se queje por todo, al contrario, más me gusta construír que destruír. Pero hoy, hubo algo que me hizo decir ¡HAZME EL CHINGADO FAVOR! ¿Por qué hay gente tan estúpida y tan cerrada? Por azares del destino, hoy acudí al Nacional Monte de Piedad a realizar un pago. Las cajas estan a un costado de la sala de espera para quienes se disponen a empeñar alguna prenda. Estando yo en la caja, llamaron al turno 120 para que pasara con el valuador. La poseedora de dicho turno, era una señora ya mayor, vamos, de la tercera edad. Iba acompañada de otra persona, no sé si era su hija, su amiga o la persona que cuida de ella. Cuando se disponían a entrar con el valuador, una mujer de mediana edad (era una empleada) se acercó a la señora y le dijo “Sólo puede pasar una persona”. La persona que acompañaba a la señora mayor, le explicó a la empleada que era necesario que pasaran ambas, dado que la señora no escuchaba bien. Además ¿No es bastante obvio que hay algunas personas de la tercera edad que requieren cuidado permanente? Pese a lo anterior, la empleada, bastante terca y cerrada continuó insistiendo que ¡SOLO 1 PERSONA! De haceho, hasta señaló un letrero que decía justamente eso “Sólo se permite el paso de una persona a la vez” Y es aquí donde yo digo ¡HAZME EL CHINGADO FAVOR! Caray, estas cosas me dan coraje, más porque yo tengo a una personita mayor en casa, que igual que la señora, requiere ser cuidada todo el tiempo, y que ¡POR UN ESTUPIDO LETRERO NO PERMITIERAN QUE PASARAN LAS 2! ¿Pues de qué se trata? ¿Qué pasa si en el inter se cae la señora por no ver bien? o ¿Qué pasa si escucha mal alguna indicación, valor o precio? ¿A caso se van a condoler de ella las personas del dichoso Monte de Piedad? Yo No lo creo. Es qué ¿por qué tenemos que ser tan cerrados algunas veces? y siempre que son cerrados sono con las personas que no tienen manera de defenderse. Es una fantasía, pero ya quisiera ver que eso le hicieran a la mamá de un político influyente (claro, ¿qué tendría que hacer la mamá de un político en el Monte de Piedad?). No es que le desee ningún mal a las señoras que dieron luz a nuestros políticos, pero ¿a poco no cambiaría la cosa? Ahí sobrarían excepciones ¿verdad? Somos cerrados sólo cuando nos conviene.

Hazme el chingado favor!

Cortesía de Ricardo

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
91 Comentarios en “¿Por qué a veces somos tan cerrados?”