2008

El tamaño del corazón

Hoy me encontre con esta columna del buen Reyes Heroles, solo una reflexión a la sociedad. Saludos!!

El tamaño del corazón
Federico Reyes Heroles
23 Dic. 08

Si por estos días fuera, se podría jurar que vivimos en una sociedad rebosante de amor hacia el prójimo. Se vive un auténtico desfile de expresiones de convicción religiosa y bienaventuranza. El desfile comienza con la millonaria peregrinación hacia la Basílica de Guadalupe, continúa con las posadas que invocan el nombre del cielo para abrir paso a la pachanga, le siguen los villancicos, la euforia navideña de los regalos y las reuniones de todo tipo. Acto seguido llegan los abrazos sentidos de año nuevo y los buenos deseos para todo mundo, y como postre las roscas de Reyes que preparan para la Candelaria. Si por este desfile fuera se podría concluir que vivimos en una sociedad cruzada por la fraternidad. No es así.

Más allá de las festividades religiosas y todo lo que de ahí se deriva hay otras formas de pulsar la fraternidad de las sociedades. Una de ellas son los actos filantrópicos. La filantropía es el brazo más eficiente que tiene la sociedad para ayudar a quien lo necesita. No se trata entonces de una actividad romántica sin impacto, sino de una serie de acciones organizadas que auxilian sensiblemente a paliar, entre otras, las dolencias y desventuras humanas. El ánimo final no es tranquilizar las conciencias, sino actuar de forma organizada para que la sociedad esté mejor, incluido uno mismo.

No es casual, entonces, que en los países con mejores niveles de bienestar sean también aquellos con la filantropía más extendida. No se trata de suplir al Estado, para nada. Lo que ocurre es que con frecuencia las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) son mucho más eficientes que el propio Estado. De allí que en esos países el Estado sea el primer interesado en apoyar la filantropía; es una relación de mutua conveniencia que en México por desgracia todavía no se entiende. En México el 85 por ciento de los ingresos de las OSC proviene de las cuotas de recuperación, sólo 9 por ciento es aportación gubernamental.

En otros países como Japón, Portugal o la República Checa alrededor del 40 por ciento de los ingresos de las OSC son aportaciones gubernamentales. Instituciones especializadas en problemas de visión, como lo son en México el Instituto de Oftalmología Fundación Conde de Valenciana y la Asociación para Evitar la Ceguera en México, atendidos por prominentes oftalmólogos y especialistas que con frecuencia donan su tiempo, difícilmente pueden ser mejoradas por una institución gubernamental.

En México la filantropía es todavía muy delgada. En Estados Unidos hay alrededor de 2 millones de OSC, una por cada 150 habitantes. En Chile hay 35 mil, una por cada 428 habitantes. En México hay alrededor de 8 mil 500, una por cada 12 mil 350 habitantes. En Estados Unidos el 85 por ciento de la población pertenece a cinco o más organizaciones. El México el 85 por ciento de los mexicanos no pertenece a ninguna organización. En México el trabajo voluntario es un tercio del total, lo cual es comparable a países desarrollados. Pero en México ese trabajo es todavía esporádico, el 60 por ciento aporta de una a 12 veces por año. En cambio, el trabajo de todos los días es alrededor del 8 por ciento. Algo que el Estado pareciera no haber comprendido cabalmente es que el llamado tercer sector es un gran generador de empleos. En Estados Unidos uno de cada 10 empleos radica ahí, bastante más que el sector automotriz. En México la proporción es de uno en cada 210 empleos.

Hay casos como el de los Países Bajos donde más del 14 por ciento de la PEA está radicado ahí, en México es el 0.4 por ciento. Quizá la crisis sea un buen momento para repensar el asunto.

Otra forma de calibrar la fuerza de las OSC es observar cuánto aporta la propia sociedad. Hay países, y no necesariamente ricos, como Uganda o Paquistán en los cuales alrededor del 40 por ciento de los ingresos de las OSC provienen de la propia sociedad. En México es sólo el 6 por ciento. Con todo y los fantásticos logros del Teletón, los mexicanos aportamos muy poco. Además, la pirámide de donaciones está invertida: muy pocos aportan mucho y muchos no aportan nada. Eso introduce fragilidad a las OSC, pues dependen de la voluntad de pocos.

Hay organizaciones, como la creada por el Padre Chinchachoma para atender niños en situación de calle, que estuvieron a punto de naufragar porque sus donantes tuvieron requerimientos de otras organizaciones surgidas por moda sexenal. Los mexicanos parecieran confundir la filantropía con la caridad. Cuando se les pregunta cómo prefieren realizar su aportación, casi el 80 por ciento responde: “Darlo directamente a una persona necesitada”, es decir abrir la ventanilla, dar unas monedas y circular tranquilo por la vida. Esa aportación es poco confiable porque, como sabemos, atrás de esos rostros sucios de mujeres con niños harapientos al hombro, con frecuencia hay verdaderas mafias. Además, esa aportación no tiene ningún seguimiento institucional. Sólo 13 por ciento de los mexicanos aporta a organizaciones o instituciones.

Es cierto, la filantropía, en una visión moderna, está muy ligada a la vida urbana que en México es muy reciente históricamente hablando. Las formas tradicionales de aportación como el tequio, al no ser voluntarias, están en la frontera. Lo mismo ocurre con esas niñas, mujercitas y mujeres a las cuales se les “encomienda” el cuidado de ancianos y niños. Tampoco es trabajo voluntario, además de que no es deseable que dejen la educación y se marginen del aparato productivo.

Pero hay otras explicaciones: alrededor del 70 por ciento de los mexicanos considera que no se puede confiar en las otras personas; el 45 por ciento considera difícil organizarse con otros ciudadanos y el 61 por ciento considera que el resto de la gente es corrupta. Así que, a pesar del desfile Guadalupe-Reyes, nuestro corazón colectivo no es tan grande. Felicidades.

Cortesía de Aza

labanda.jpg


2008

El Mago Mendigo

Hazme el chingado favor!, cuantos de estos no habrá en nuestro México querido.

Cortesía de El Iowa

labanda.jpg


2008

Se solicita orientación esotérica

Hola Banda de Hazme el Chingado Favor, esta entrada es para pedirles ayuda.
El pasado Domingo se llevo a cabo una reunión por el cumpleaños de una prima en casa de mi tía, como suele suceder en dichas reuniones se tomaron fotos familiares. El rollo es que al ver las fotos nos damos cuenta que hay algo extraño una marca de “666” y con un Pentagrama justo debajo del numero en una pared, esto no se ve a simple vista, curiosamente solo sale con el flash de la cámara. Tambien lo raro es que esta situado en una pared la cual en el cuarto de al lado exactamente en ese lugar mi tía tiene un altar de la Virgen, buscamos en otras fotos si se veían mas marcas y hay otra en la pared de un closet en el cual ya hace tiempo mi sobrina de 3 años dice ver a su bisabuelo el cual falleció ya hace bastante y obvio que ella no lo conoció ( les doy detalle de todo por si eso puede servir).Ya tratamos de limpiar con varias substancias los signos y nada mas no se borran.

casa_tia
Click en la foto para hacerla mas grande

Por que les mando esto?
Pues por que trate de ayudar a mi primo investigando información sobre que rollo con esto, se que el 666 es un numero muy ambiguo y que es cuestión de cada quien como lo interprete, lamentablemente mi tía es católica, si cree mucho en la religión y para ellos ese numero es de la bestia o el anticristo, llámenle como ustedes quieran. Yo soy ateo pero es obvio que alguien esta haciendo esto creo yo para hacerle mal a mi familia creyendo que el que lo hace cree en malas vibras y que se puede invocarles con esos signos, brujería llamémosle. Realmente quiero acudir con gente que le de alguna respuesta o que le ayude a mi tía saber que hacer o “contrarrestar” esto que quieren intentar en su casa. Lo hago aquí debido a que yo no creo en nada de estos pedos y se que hay mucha gente que visita el blog y que me puede dar una respuesta mas coherente que la que me puede dar un pinchurriento brujo o bruja y que me va a cobrar la consulta y un trabajito para contrarrestar la supuesta brujería y bla bla… ya saben todo ese pedo. Por el momento solo resta tratar de averiguar quien con acceso a la casa pudo haberlo hecho.
Gracias por su atención raza ojala y me puedan dar un consejo o algo.

Cortesía de Viko

labanda.jpg


2008

La nota del día… de ayer

Pues la mayoría ya nos enteramos pero no se ha comentado aquí, digo, somos un blog no un periódico. Nos mandaron la misma nota varios de ustedes y pues mejor pongo las opiniones que mandaron en vez de la nota en si. Si son de los pocos que no se enteraron, píquenle aquí para leer la nota. – El Chilakil

laura

Amigos de Hazme el chingado favor!, resulta que también las hermosas divas mexicanas pertenecen a la delincuencia organizada, el día de hoy (23 dic 2008) fue arrestada Nuestra Belleza Sinaloa 2008, acreedora al segundo lugar fue arrestada en el hermano estado Sinaloense. Resulta que la Señorita Laura Zúñiga Huízar fue detenida en una Toyota Cruiser, tenía a bordo de su camionetita nada más que dos rifles AR-15, tres pistolas, 633 cartuchos de diversos calibres, 16 celulares y cerca de 100 mil dólares. Lo que resulta indignante es que esta señorita declaró haber hecho varios viajes a Colombia “de negocios”, no me imagino ni qué ha de haber negociado porque creo que está de más…. Además ya para rematar, Laurita Zúñiga resultó ser el segundo lugar en Nuestra Belleza México 2008, quién sabe cuantas cabezas rodaron por ahí para que ella quedara en segundo lugar HAZME EL CHINGADO FAVOOOOOOOR!
Cortesía de Octavio

Con todo respeto para las damas, pero ¿A que pendeja se le ocurre hacer este tipo de cosas?. Digo ya habia ganado dos certámenes de belleza, mínimo tenía un futuro prometedor, que mondas andaba haciendo en esos lares, en fin…
Cortesía de pyr0

Hazme El Chingado Favor seguro gana el Miss Cefereso…
Cortesía de Darez

Vaya Reina Que onda banda, pues mi primer colaboración a ver si la toman en cuenta. Resulta que acaban de detener a la reina de belleza de Sinaloa pues le encontraron armas y un chingo de dólares, la detuvieron a ella y a otros 7 cabrones, ahora ya si como blanca nieves.
Cortesía de Calev

labanda.jpg


2008

Dignas historias

Estas dos historias me las contaron recientemente. Me las contaron unas personas muy apegadas a mi y la neta son dignas de un hazme el chingado favor!

La primera fue algo mas o menos así:

Esta chava trabaja en una agencia de seguros. Un día llego una clienta a hacer un pago y estaba un poco agitada.

Persona #1: Buenas tardes
Persona #2: Hay, hola… fíjate que acabo de chocarle a un coche estacionado.
Persona #1: Y usted esta bien?
Persona #2: Si, pero si le metí un buen madrazo al otro carro. Que hago?
Persona #1: Pues déjele una nota al carro con su información para que la pueda contactar y arreglar las cosas con el seguro.
Persona #2: Muchas gracias, eso voy a hacer. Bueno, vengo a pagar…

Al final del día, esta chava sale del trabajo y cual va siendo su sorpresa que llegando a su coche lo encuentra todo madreado, con una nota con la información de la persona que la choco y con el numero de la agencia de seguros donde ella trabaja.
Hazme el chingado favor!

La segunda fue algo mas o menos asi:

Estas dos personas iban en una camioneta en pleno viaje. Cuando llegaron a una gasolinera uno de ello se fue a MiArbolito. La persona que se quedo en el carro después de un rato recibe una llamada del celular de este guey que se bajo a orinar para preguntarle si no quería que le comprara unas papas de la tienda de la gasolinera.

Persona #1: Entonces no vas a querer nada?
Persona#2: No gracias, mejor ya vámonos pa’ seguirle.
Persona #1: A cabron, espérame guey…(silencio)
Persona #2: Que paso… (el escucha que le esta preguntando algo a la cajera)
Persona #2: Que pedo guey, que paso?
Persona #1: Perame guey, deja voy al baño otra vez…
Persona #2: Porque o que?
Persona #1: Es que se me hace que deje mi teléfono celular en el baño…
Persona #2: Pendejo, y como chingados me esta hablando…
Hazme el chingado favor!


2008

Campanas Navideñas

Mejor hay que pensar en el buen espíritu Navideño.

Hazme el chingado favor!

Cortesía de karls

labanda.jpg


2008

Cómo vencer la cuesta de Enero.

pobreComo todo en esta vida, nunca falta el pinche amargado que llega a aguadar las fiestas. En esta ocasión me toco ser a mi, Hazme el chingado favor! Pero bueno, solo lo hago con afán de estar preparados para la cuesta de Enero que a diferencia de otros años, esta puede ser una de las mas cabronas que nos toque vivir a muchos. Por eso, antes de que muchos pierdan noción de tiempo y de dinero con tantas fiesta, les dejos este articulo de cómo vencer la cuesta de Enero.

En el mes de Diciembre se reparten aguinaldos y así como lo recibimos se nos va en regalos y fiestas, sin guardar un poco para después; aunado a ello la mayoria de los productos suben de precio en esta temporada, por lo que recibimos al mes de Enero sin dinero y con todo más caro. Pero eso no es todo porque todavia en este mes, se tiene que hacer algunos otros gastos más los que comunmente hay que saldar.

Ante esta situación no hay otra más que pedir prestado o empeñar nuestras pertenencias, quedándonos endedudados, tal vez sin poder recuper nuestras cosas y sufriendo los siguientes meses hasta estabilizar la economía familiar. Para que en este año la temible cuesta de Enero no le afecte, siga estas sugerencias:

1.- Reserve una parte de su aguinaldo para liquidar o reestructurar deudas, de esta forma se quita un peso de encima y al mismo tiempo permite que sus ingresos futuros, durante el próximo año, no se vean tan afectados o tan disminuidos por las deudas que ha acumulado.

2.- Recuerda que una de las mejores estrategias fianancieras para que su aguinaldo tenga un efecto positivo, es el lograr un nivel de endeudamiento razonable.

3.- Es recomendable que elija pagar aquella deuda de la que pueda salir más rápido y liquidarla; con ello tendrá a un acreedor menos o un compromiso menos que enfrentar en el futuro.

4.- Otra alternativa es cambiar de acreedor (persona o institución a la que se le debe dinero), es decir, si tiene una deuda que le implique intereses muy elevados, es aconsejable pagar esa deuda y en su caso cambiar de acreedor por otro que le permita tener ese adeudo en mejores condiciones (menos costosas o que le resulten más llevaderas). En la página condusef.gob.mx, puede obtener información de instituciones financieras con productos que le pueden resultar ventajosos.

5.- Si esta pensando en pedir un préstamo para enfrentar sus compromisos económicos en el mes de Enero, es importante comparar las diferentes alternativas que existen (bancos, sofoles, casas comerciales, casas de empeño), para ello tome en cuenta a cada una de ellas, cuánto acabaría pagando en total al paso del tiempo por ese compromiso, y elija la que mejor le convenga.

6.- No siempre la tasa de interés más baja resulta ser la opción más barata, debido a que cada institución tiene su propia forma de calcular los intereses a pagar.

7.- La obtención de un crédito implica tener una deuda y por lo tanto, solo se debe contratar en el caso de una verdadera emergencia. En caso de solicitar un crédito personal analice las siguientes observaciones:

a) Sólo en caso de una verdadera necesidad, solicite un crédito y planee con tiempo el uso correcto de éste.

b) Realice sus pagos puntualmente para evitar el pago de intereses moratorios.

c) Consulte antes de contratar los servicios adicionales que le ofrecen, ya que de esto depende el alto o bajo cobro de intereses.

d) En el caso de que intervenga en la operación una Institución Financiera, solicite la tabla de amortización de los créditos, a fin de que pueda observar los montos, formas de cálculo de los intereses y fechas de pago.

e) Ponga atención en el pago total del crédito antes de contratar el préstamo.

f) Si se decide por una casa de empeño para obtener dinero, acuda a la de mayor prestigio y verifique que el contrato esté registrado ante la PROFECO y abstengase de hacer operaciones por “afuerita”.

g) En caso de inconformidad con alguna entidad financiera acuda a la CONDUSEF.

h) En caso de inconformidad con alguna Institución no financiera acuda a la PROFECO.
Fuente: condusef.gob.mx

8. Otra nueva y creativa forma para enfrentar la cuesta de Enero derivada de los gastos que se hacen en la época decembrina, es vender artículos através de internet. Mucha gente en lugar de empeñar o pedir un préstamo, recurre a sitios como Mercado Libre, donde es el mercado quien decide el precio. Con esta alternativa, en México por ejemplo un vendedor ofrece sus productos a más de cinco millones de visitantes mensuales que tiene el sitio.

Lo que comunmente la gente pone a la venta a través de Mercado Libre son obsequios que no le gustaron de la navidad, regalos que no le son útiles o que ya tenía. Entre los que más demandan registran estan:

• Equipos de computo.
• Prendas y accesorios.
• Artículos deportivos.
• Telefonía.
• Electrónica.

Fuente: economia.com.mx

Espero que no le llegue esta información demasiado tarde y que sus fiestas no terminen en una tremenda cruda como le suele suceder a su servidor. Que? pensaron que estaba buscando información solo para compartirla?


2008

El imperio del consumo

El siguiente articulo viene a modo para esta epoca navideña en la que los centros comerciales estan abarrotados y donde los patrones sociales nos hacen que consumamos mas, que nos gastemos todo el aguinaldo en pitos y flautas. La sociedad del consumo es una sociedad en crisis enferma de tarjetas de crédito y pagos mensuales. Les dejo unos parrafos articulo para que lo reflexionen y el enlace para que el que le interese lo lea completo.

La explosión del consumo en el mundo actual mete más ruido que todas las guerras y arma más alboroto que todos los carnavales. Como dice un viejo proverbio turco, quien bebe a cuenta, se emborracha el doble. La parranda aturde y nubla la mirada; esta gran borrachera universal parece no tener límites en el tiempo ni en el espacio. Pero la cultura de consumo suena mucho, como el tambor, porque está vacía; y a la hora de la verdad, cuando el estrépito cesa y se acaba la fiesta, el borracho despierta, solo, acompañado por su sombra y por los platos rotos que debe pagar. La expansión de la demanda choca con las fronteras que le impone el mismo sistema que la genera. El sistema necesita mercados cada vez más abiertos y más amplios, como los pulmones necesitan el aire, y a la vez necesita que anden por los suelos, como andan, los precios de las materias primas y de la fuerza humana de trabajo. El sistema habla en nombre de todos, a todos dirige sus imperiosas órdenes de consumo, entre todos difunde la fiebre compradora; pero ni modo: para casi todos esta aventura comienza y termina en la pantalla del televisor. La mayoría, que se endeuda para tener cosas, termina teniendo nada más que deudas para pagar deudas que generan nuevas deudas, y acaba consumiendo fantasías que a veces materializa delinquiendo…

El consumidor ejemplar es el hombre quieto. Esta civilización, que confunde la cantidad con la calidad, confunde la gordura con la buena alimentación. Según la revista científica The Lancet, en la última década la «obesidad severa» ha crecido casi un 30 % entre la población joven de los países más desarrollados. Entre los niños norteamericanos, la obesidad aumentó en un 40% en los últimos dieciséis años, según la investigación reciente del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado. El país que inventó las comidas y bebidas light, los diet food y los alimentos fat free, tiene la mayor cantidad de gordos del mundo. El consumidor ejemplar sólo se baja del automóvil para trabajar y para mirar televisión. Sentado ante la pantalla chica, pasa cuatro horas diarias devorando comida de plástico.

Triunfa la basura disfrazada de comida: esta industria está conquistando los paladares del mundo y está haciendo trizas las tradiciones de la cocina local. Las costumbres del buen comer, que vienen de lejos, tienen, en algunos países, miles de años de refinamiento y diversidad, y son un patrimonio colectivo que de alguna manera está en los fogones de todos y no sólo en la mesa de los ricos. Esas tradiciones, esas señas de identidad cultural, esas fiestas de la vida, están siendo apabulladas, de manera fulminante, por la imposición del saber químico y único: la globalización de la hamburguesa, la dictadura de la fast food. La plastificación de la comida en escala mundial, obra de McDonald’s, Burger King y otras fábricas, viola exitosamente el derecho a la autodeterminación de la cocina: sagrado derecho, porque en la boca tiene el alma una de sus puertas…

Las masas consumidoras reciben órdenes en un idioma universal: la publicidad ha logrado lo que el esperanto quiso y no pudo. Cualquiera entiende, en cualquier lugar, los mensajes que el televisor transmite. En el último cuarto de siglo, los gastos de publicidad se han duplicado en el mundo. Gracias a ellos, los niños pobres toman cada vez más Coca-Cola y cada vez menos leche, y el tiempo de ocio se va haciendo tiempo de consumo obligatorio. Tiempo libre, tiempo prisionero: las casas muy pobres no tienen cama, pero tienen televisor, y el televisor tiene la palabra. Comprado a plazos, ese animalito prueba la vocación democrática del progreso: a nadie escucha, pero habla para todos. Pobres y ricos conocen, así, las virtudes de los automóviles último modelo, y pobres y ricos se enteran de las ventajosas tasas de interés que tal o cual banco ofrece…

Los dueños del mundo usan al mundo como si fuera descartable: una mercancía de vida efímera, que se agota como se agotan, a poco de nacer, las imágenes que dispara la ametralladora de la televisión y las modas y los ídolos que la publicidad lanza, sin tregua, al mercado. Pero, ¿a qué otro mundo vamos a mudarnos? ¿Estamos todos obligados a creernos el cuento de que Dios ha vendido el planeta unas cuantas empresas, porque estando de mal humor decidió privatizar el universo? La sociedad de consumo es una trampa cazabobos. Los que tienen la manija simulan ignorarlo, pero cualquiera que tenga ojos en la cara puede ver que la gran mayoría de la gente consume poco, poquito y nada necesariamente, para garantizar la existencia de la poca naturaleza que nos queda. La injusticia social no es un error a corregir, ni un defecto a superar: es una necesidad esencial. No hay naturaleza capaz de alimentar a un shopping center del tamaño del planeta.

Enlace http://latinoamericana.org/

Cortesía de Red

labanda.jpg