2009

Libertad de expresion

libertad_de_expresion Permítanme entrar en materia, soy una adolescente, hija de un periodista de renombre. Hoy iba regresando de la escuela y al llegar a mi casa lo primero que me dicen es: “Arrestaron a un amigo de tu papá”. No me costó trabajo creerlo al principio. Me llegaron a la mente como mil cosas: “Bueno, si es periodista igual y calumnio y daño a un tercero, tal vez se entrometió en la privacidad ajena, igual y contrató un servicio de compañía sexual de un menor de edad, ¿Qué tal si se involucró con narcos? todo es posible en este país de locos”. ELEMENTAL WATSON. Todo es posible en este país de locos!!!

Al darme las razones mi mamá me dijo totalmente conmocionada: “No me lo vas a creer, pero por abuso de su libertad de expresión”. Si, ahora se inventaron esa. Resulta que el hombre, Miguel Badillo, habló en una revista suya (No me queda muy claro que publicación es) sobre Pemex y sacó a la luz datos trascendentes (tampoco me quisieron decir que fue exactamente).

Me encabrono, de veras estoy encabronada, no solo porque ahora tenemos miedo, ya que mi papá estuvo tratando el mismo tema y tememos por que a él le hagan lo mismo, sino que también me encabrona que claramente en nuestra Constitución Política dice, y cito en el artículo 6°: “LA MANIFESTACION DE LAS IDEAS NO SERA OBJETO DE NINGUNA INQUISICION JUDICIAL O ADMINISTRATIVA, SINO EN EL CASO DE QUE ATAQUE A LA MORAL, LOS DERECHOS DE TERCERO, PROVOQUE ALGUN DELITO, O PERTURBE EL ORDEN PUBLICO; EL DERECHO DE REPLICA SERA EJERCIDO EN LOS TERMINOS DISPUESTOS POR LA LEY. EL DERECHO A LA INFORMACION SERA GARANTIZADO POR EL ESTADO.”

Y es que en este país no se respeta nada, empezando el documento que supuestamente nos rige como nación, mucho menos a alguien que se mantiene al margen de ese librito, que ahora resulta tiene la misma importancia que un comic de Capulina, que intenta ganarse la vida de forma honrada, y ahora está en el bote. ¿Les suena lógico? Los que trabajen de forma honesta y defiendan su derecho a la libertad de manifestarse van a dar a la prisión, y quienes viven corruptamente, traficando con drogas, armas, personas, animales exóticos, y llenan este país de miseria andan sueltos, campantes y coleando a gustito. Y esto es México señores. ¡HAZME EL CHINGADO FAVOR!

ACTUALIZACION

El viernes en la mañana fue arrestado el periodista Miguel Badillo, de la revista Contralínea. En la noche de ese mismo día se le liberó.

Polémico, Badillo tiene tal vez más detractores que aliados. Pero, a pesar de sus innegables defectos de personalidad, ha realizado durante los últimos 15 años algunos de los más importantes trabajos de investigación que haya difundido el diarismo mexicano.

Su más reciente éxito fue el descubrimiento de los contratos que firmó con Pemex, en calidad de juez y parte, el fallecido Juan Camilo Mouriño. Y no es lo único que ha publicado acerca la petrolera mexicana. Otro de los reportajes de su revista, realizado por Ana Lilia Pérez Mendoza, evidenció las relaciones poco claras, por decir lo menos, entre la empresa Zeta Gas y Pemex.

Personas económicamente pujantes y bien conectados con el primer círculo del gobierno federal, los propietarios de esa gasera se sintieron con la fuerza y la influencia necesaria para lanzarse en contra de un periodista de recursos modestos. Así las cosas, demandaron en el Distrito Federal a Badillo y a Pérez Mendoza. Y aunque no es probable que tengan la razón jurídica, gracias a la habilidad y a las relaciones de sus abogados consiguieron, ¡en un juzgado de Jalisco!, órdenes de aprehensión contra los periodistas.

Miguel Badillo fue arrestado y liberado, gracias a un amparo, el mismo viernes. Ana Lilia Pérez no ha sido arrestada y es probable que, con otro amparo, sus abogados impidan que vaya a dar la cárcel.

Esa es, en síntesis, la historia. Se trata, desde luego, de una injusticia. Parece, y en mi opinión lo es, un atentado a la libertad de expresión de dos periodistas mexicanos.

Enlace: SenderoDelPeje

Cortesía de Tu mamá

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
98 Comentarios en “Libertad de expresion”