2009

Ser Gótico segunda parte – Qué tan gótico eres?

goticaCon estas sencillas frases puedes medir tu nivel gótico o darqueto ante el yugo de la asquerosa sociedad llena de etiquetas y prejuicios, así que no la pienses y no te midas, etiquétate tú antes que alguien más lo haga.

• Soy tan gótico que en el kínder, el único crayón que usaba era el negro.
• Soy tan gótico que mi paraguas es de tela de red.
• Soy tan gótico que mi negro es más negro que el tuyo, lo llamo “negro negro”.
• Soy tan gótico que cuando entro a una habitación, todas las luces se apagan.
• Soy tan gótico que cuando la gente me toca, se convierten en góticos… y dicen:
• ¡Oh, my goth!”
• Soy tan gótico que me pongo lentes de sol para abrir el refrigerador.
• Soy tan gótico que no me pinto las uñas de negro: las golpeo con un martillo.
• Soy tan gótico que ya me morí y ni cuenta me di.
• Soy tan gótico que cuando toco en la puerta de alguien, me dan dulces.
• Soy tan gótico que los músculos de mi sonrisa ya se atrofiaron.
• Soy tan gótico que los músculos de mi sonrisa nunca se desarrollaron.
• Soy tan gótico que… ¿qué es una sonrisa?
• Soy tan gótico que no uso suavizante de telas porque me gusta el dolor.
• Soy tan gótico que soy más gótico que cualquier otra persona.
• Soy tan gótico que a donde quiera que voy una nube gris me persigue para
lloverme encima.
• Soy tan gótico que utilicé corset en preescolar.
• Soy tan gótico que tardo más de una hora en arreglarme (y mucho más para desvestirme).
• Soy tan gótico que pienso “El collar de mi perro se vería mejor en mí” “¡Oh, sí, luce mejor en mí!”, le robé el collar a mi perro.
• Soy tan gótico que al nacer el doctor me dio una nalgada y no lloré.
• Soy tan gótico que estoy muerto.
• Soy tan gótico que cuando salgo, el sol se mete.
• Soy tan gótico que me madree a un cariñosito.
• Soy tan gótico que escucho a “Sisters of Mercy” y a “Bauhaus” simultáneamente, a media noche, en un cementerio, sentado en un pentagrama rodeado por velas negras… oh claro, con luna llena, de ahí me muero, regreso a la vida y vuelvo a morir… trágicamente.
• Soy tan gótico que la gente viene a revisarme el pulso mientras duermo.
• Soy tan gótico que duermo debajo de mi cama.
• Soy tan gótico que siempre me perturba si mis tonos negros no combinan….
• Soy tan gótico que cuando dejo de hacer caras, me preguntan que por qué me río.
• Soy tan gótico que uso bloqueador solar cuando abro el refri.
• Soy tan gótico que me comí una cajita feliz, porque me gusta vivir peligrosamente.
• Soy tan gótico que me piden autografiar las cajas de cereal Conde chocula.
• Soy tan gótico que las líneas de bronceado, son un pecado para mí.
• Soy tan gótico que soy el único

Saludos a toda la banda de una gotica feliz por que regresa a su Mexico.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
134 Comentarios en “Ser Gótico segunda parte – Qué tan gótico eres?”