2009

Narcocorridos y Cantos Gregorianos

Sabes tu que actualmente en este pasado fin de semana, mas de 600 funcionarios del imperio Tenoch se encuentran viajando por todo el mundo, acompañados de su séquito …de besa manos, así como sus familiares, novias, amantes, compadres, etc. Todos ellos en aparentes “viajes oficiales”, pagados por nuestros impuestos, obviamente.

Algunos hasta se fueron al open de Australia con todo y lentes para el sol. Otros como nuestra flamante Secretaria de Educación, Josefina Vazquez Mota se fue a La Gran Manzana, acompañada de todo el circo maroma y teatro. La acompañan los acólitos de Bellas Artes y otras dependencias “culturales”. Casi, casi hasta la pirámide del sol se llevo, de seguro no le cupo en el avión fletado para todos ellos. Josefina ha de haber pensado: “o me llevo la pirámide o me llevo a todos mis besa-manos”. Dicen las dependientas de las grandes tiendas de Nueva York que es cuando mas venden, por eso se apresuran a poner afuera el letrerito que dice: “se habla español”.

Continuando con los viajes escuchaste todas las pendejadas que fue a decir nuestro pequeño gnomo del imperio a Davos, Zuiza, donde se reunió con el poderoso Doctor Z, el mago de los rescates financieros que ahora están de moda.

Y que decir del demente profesor Gira-Foxles, que nada mas anda de alla, para aca, diciendo igual, puras pendejadas. Seguramente es producto de tanto Prozac y Ritalin que le ha de seguir dando La Pequeña Lulu …digo Marthita. Ya hasta su propio “Festival Cervantino” esta organizando, háganme el chingado favor. De seguro Marthita bailara “I Will Survive”, acompañada de Gloria Trevi y de todos los brujos en el poder.

Estos funcionarios en activo y retirados del imperio Tenochca están cada vez fuera de foco, cada vez mas desapegados de la realidad, siguen comiendo pasteles cuando el resto de nosotros seguimos persiguiendo el bolillo. Les dejo fragmentos del siguiente articulo para reflexionar.

¡Qué velocidad de decisiones! Obama arranca con acelerado ritmo, al lado de la prioridad económica que no le permite distracciones; en su primera semana de gobierno atendió la agenda de las mujeres: eliminó la ley mordaza que prohibía el financiamiento público e internacional para el aborto. El país del norte transita en un fuerte cambio de ritmo, más lejos del gospel y más cerca del reggae: “Oh my little sister, don’t she’d no tears ¡No woman, no cry!… Everythig’s gonna be alright.”

A la mañana siguiente respondía el Vaticano a velocidad inusual. El arzobispo Rino Fisichella, titular de la Academia Pontificia para la Vida, afirmó que “la revocación de esa prohibición se hizo con la arrogancia de quienes, teniendo el poder, creen que pueden decidir entre la vida y la muerte”, y –a sabiendas de que el aborto es accesible en Estados Unidos y en toda Europa– la preocupación del arzobispo es la posible influencia de esa política en el continente latinoamericano: “Lo que pasa en Estados Unidos influye en otras partes del mundo, los líderes de ese país deberían ser capaces de escuchar humildemente e incluso llegar a solicitar ayuda” (Time, 28/1/09).

Y vaya si les han ayudado. ¿Qué hubiera sido de Reagan o de Bush sin la ayuda de Juan Pablo II? Hoy está claro que un presidente como Obama, apoyado sobre 70 por ciento del voto electoral y más de la mitad del voto popular, no necesita la ayuda del Vaticano.

Qué diferente panorama el de México. En este pobre país el presidente Calderón tiene que ir a rezar junto con los cardenales al Encuentro Mundial de Familias. Hoy más que nunca necesita contar con su bendición, le fallan todos los frentes, comienza el año de las elecciones intermedias y los jerarcas parecen su principal sostén: “La asistencia del jefe del Ejecutivo le ha dado la oportunidad para expresar el compromiso de su gobierno por el bienestar de la familia mexicana, presentando algunos programas de su política social, su combate frontal al crimen organizado y al narcotráfico, enemigos de la familia…” (Desde la Fe, 25/1/09). Como si el bienestar de las familias dependiera más de los rezos que de los empleos, más de la autoridad patriarcal que de los derechos de las mujeres, y más del castigo que del ejercicio de las libertades.

No cabe duda de que Estados Unidos y México hoy entonan ritmos incompatibles. Allá dejan el gospel para brincar a ritmo de reggae, y de este lado se deja el ranchero para entonar narcocorridos y cantos gregorianos. Y tal parece que en vez de bailar, vamos a seguir pisoteándonos.

Enlace: No woman, no cry!

Cortesía de APA<3

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
78 Comentarios en “Narcocorridos y Cantos Gregorianos”