2009

Bendito desmadre

of-day-2-kindergarden-for Hace algunos ayeres tuve que cuidar a mi hermana menor en casa, me ofrecí voluntariamente, no había problemas de espacio, yo estaba de vacaciones y mi hermanita también, así que pensé que sería perfecto para pasar mas tiempo con ella.

Pensé que cuidar a una niña de 6 años iba a ser lo más fácil, le llevo sus juguetes y listo (¡pobre iluso!). Equivocación, no estoy acostumbrado a “lidiar” con niños, el primer día fue la locura para mi, mi hermanita estaba emocionada y quería hacer muchas cosas, jugar, jugar y jugar eran sus prioridades. Me la pase todo el día con la escoba y el trapeador detrás de ella, limpiando ya la mesa, ya lo sillones, ya el piso, y a ella que nada mas no se le agotaba la “pila”, al anochecer quería que platicáramos y cantáramos; finalmente se durmió y yo también, de repente, un jalón de cabellos me despierta, ella, pelando en su sueño sabrá Dios con quien, me tiene pepenado de un mechón y no me suelta, la tranquilizo y se vuelve a dormir, al rato me despierta un golpe en la cara, palpo y es su pie sobre mi mejilla, ¿¡su pie!?, perdió la verticalidad y me había dado una patada buscando acomodo horizontal, la vuelvo a acomodar, la cobijo y vuelvo a dormir, entre sueños creo oír un golpe, no hago caso, pero alguien jala las cobijas, abro los ojos, mi hermanita se había caído de la cama, chigado no pensé en esa posibilidad, al parecer no fue muy duro el trancazo porque apenas y despertó.

Al otro día invitamos a un sobrinito de su edad, para que se entretuviera jugando con el y yo pudiera terminar mi lista de “cosas que hacer en vacaciones”, salio contraproducente, fui el juguete de los dos. Hay tantas anécdotas que me hicieron vivir, y cuando nos íbamos acoplando tuvieron que irse a casa.

Hubo muchas cosas que había olvidado y que ellos me recordaron, como estas:

-La campana que anuncia al de los helados es mejor, mucho mejor, que cualquier solo de guitarra.
-Para cantar no necesitas estar afinado, sino ganas y no dejar de bailar y hacer gestos mientras lo haces.
-La verdadera diversión esta afuera de casa, con lo que encuentres y no sentado frente a un televisor.
-Romper reglas es básico, hacer trampa es romper reglas y es divertido.
-Hay cosas en las que no debes hacer trampa, si prometiste ir al parque después de comer todas las verduras, en eso no vale trampa.
-El cine es un buen lugar para comprar palomitas, refrescos, chocolates, gritar los primero 15 minutos de la función y dormir el resto.
-No, mamá no te regaña si te ensucias, tú ya sabes lavar en la lavadora.
-Correr mientras llueve no evita que te mojes, brincar en los charcos tampoco, pero te diviertes.
-Yo soy el mejor tío y el mejor hermano mayor.
-Un beso quita el dolor.
-Pegarle a la banqueta en que se cayó es también un buen analgésico, igual .
-El teléfono portátil es un juguete.
-No importa que tan grande seas, mamá manda.
-Si gracias a Dios tienes pies y manos con que moverte, no tienes porque estar sentado sin hacer nada, sino tienes algo que hacer. ¡Siempre puedes jugar!
-Si te estas divirtiendo no te interrumpas, la comida, el teléfono, todo puede esperar, lo importante es sonreír.

Esas y muchas otras cosas, volví a recordar en 5 días, en que mi casa fue un bendito desmadre. felicidades a todos los que tienen hijos o alguien que les recuerde estas y otras cosas a diario.

HECHF.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
81 Comentarios en “Bendito desmadre”