2009

Con-su-mismo rollo

beige_teddy_bear Nuestro calendario marca un chingo (no se cuantos pues) de días festivos, iniciamos el primero de enero, luego el seis de enero, y así sucesivamente, el mas reciente, el día del amor y la amistad, así tenemos días para celebras casi todo, día del trabajo, día de la madre, día del estudiante, día del niño, Navidad, etc, etc.

En muchos de estos días se arma la pachanga con motivo de festejar lo ocurrido en el preciso día, y como siempre hay gente pensante, que después de un arduo razonamiento han llegado a la conclusión que todas esas festividades han degenerado y (¡oh maravilla de descubrimiento!) que en la actualidad todo es mero consumismo. Que si la mercadotecnia nos ha metido por todos los lugares habidos y por haber una fecha con tal de enflacar nuestra billetera y que lo gastado no ha sido mas que en vano por celebrar algo de una manera por demás trivial.

Si les comentas que vas a compar tal o cual cosa, sales regañado porque “te estas dejando llevar como todos los borreguitos”

A mi alrededor existen unas 6 personas así, cabrones que no le regalan una rosa a su esposa en San Valentín, no le compran nada a su “amá” en su día ni tampoco obsequian algo en navidad, porque : “todos los días son de las madres” y “todos los días son de amor y de la amistad” y “Jesucristo quiere otra clase de regalo en su cumpleaños”, pero eso sí cuando los demás organizamos una pachanga en navidad, por ejemplo, no hacen miramientos y atacan el buffet tan alegremente como todos nosotros los consumistas ó reciben con una pinché sonrisota su regalo el día del padre. Hazme el chingado favor!

¿On ta la congruencia? les pregunto, suelen responder que no es que no lo festejen, sino que su critica va al consumismo que la tv. nos obliga a hacer (la tv. es el peor invento después de la religión decía mi padre).

Entonces amig@s anti-consumismo, porque no le devuelven el significado a nuestros días festivos, porque en lugar de seguir con la misma jeta el 14, el 10, el 24, o cualquier día festivo no hacen algo diferente que no sea consumir lo que los consumistas compramos. ¿Por que no, por ejemplo, memorizan y declaman un poema de Neruda a su pareja? ¿Porque no lavan los trastes ese día? ¿Por qué no transcurren la víspera de navidad en el hospital general consolando a familiares o ayudando a los enfermos? ¿Por qué no le dicen a su mami, te quiero siempre pero hoy más? ¿Por qué no usar el ingenio y hacerle algo con nuestras propias manos a nuestro ser querido?

Los productos se ofrecen en razón de las necesidades, yo por ejemplo, que soy muy torpe, necesito comprar un osito de peluche y unos chocolates, pero otros en cambio pueden hacer algo en lo que no necesiten invertir ¿Porque no hacerlo? y de esta manera incentivar lo mismo en nuestra pareja, creo que es una buena manera de mostrar nuestra inconformidad con el consumismo inconciente, pero también una manera de tener un lindo detalle.

Pero no, lo más fácil es seguir con-su-mismo-rollo. hazme el chingado favor.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
110 Comentarios en “Con-su-mismo rollo”