2009

Coincidencias de ayer y hoy

Como mexicanos nos hemos dedicado a hacer lo mismo año tras año, criticar y criticar, maldecir y culpar de todos nuestros males: al gobierno, servidores públicos, burocracia, empresas, sindicatos, países extranjeros en fin todos pueden ser culpables de nuestros males.

Actualmente vivimos una violencia generalizada en muchas ciudades de nuestro México, muchos argumentan el estado fallido, otros quieren ser mas positivos y decir que es solo en lugares aislados pero la única realidad es que cada vez nos sentimos mas inseguros.

Les quiero compartir un texto que encontré hace tiempo:

Lo que alarma no es tan sólo lo que hicieron, sino por qué pudieron hacerlo. La respuesta es muy sencilla, aunque a la vez amarga y dolorosa: sólo se puede actuar impunemente cuando se ha perdido el respeto a la autoridad; cuando el Estado deja de mantener el orden público; cuando no tan sólo se deja que tengan libre cauce a las más negativas ideologías, sino que además se les permite que cosechen sus frutos negativos de odio, destrucción y muerte.

Por doquier vemos el desorden instituido que casi parece desembocar en la anarquía, se suceden los choques sangrientos; las Universidades se encuentran convertidas en tierra de nadie; se otorgan mayores garantías al delincuente común que al ciudadano pacífico que se ve sujeto a atentados dinamiteros, asaltos bancarios, destrucción y muerte, eso es lo que los medios de comunicación nos informan cada día, cuando no tenemos que sufrirlos en carne propia o en la de familiares o amigos. Y a todo esto no se le pone remedio en la medida del daño que causa. Las fuerzas negativas que rayan en la impunidad delictuosa parecen haber encontrado como campo propicio nuestro país. Mientras todos hacemos esfuerzos sobrehumanos por ayudar a resolver los gravísimos problemas económicos que amenazan culminar en una crisis, se permiten las más nocivas ideologías, que propugnan por todo aquello que va en contra de lo verdadero y constructivo. Es decir, contra nuestra forma de vida, contra nuestros más preciados valores y contra nuestros más legítimos derechos.

Este texto parece haber sido escrito por algún editorialista el día de ayer, pero la verdad es que no fue así. Este fue parte del discurso que se dijo en 1973 en los funerales de Don Eugenio Garza Sada después de ser acribillado por un grupo guerrillero, pareciera que existen muchas coincidencias con nuestros tiempos. La realidad es que más que coincidencias siempre hemos vivido con problemas, crisis económicas, políticas, etc.

Pero ante todos estos problemas que vivimos ayer y hoy creo que lo más importante es rescatar los valores humanos como honestidad, respeto, tolerancia, sinceridad, responsabilidad y muchas más. A que me refiero con esto, a que de una vez por todas vamos a empezar a cambiar por nosotros y ser más responsables.

Vamos a cumplir con nuestra responsabilidad de ciudadanos y cooperar para la mejoría de nuestro País. Yo se que todos vivimos una insatisfacción de nuestros gobernantes pero en lugar de criticar y buscar culpables porque no empezamos a respetar las leyes y crear ideas, que por medio de este post saquemos ideas que puedan ser llevadas a nuestros gobernantes, diputados, senadores, si a ellos a los que nos han defraudado y maldecimos a diario. Digo si una idea de nosotros se hace ley, que chingón sería, poder decir que de HECF salio una idea para mejorar nuestro país.

Por ejemplo, todos sabemos sobre los grupos del narcotráfico y el secuestro, pero todos ellos tienen que tener un lugar donde vivir. Se debería de crear una ley donde todos los que rentan casas o departamentos tengan que entregar cierta la papelería (credenciales de elector, licencias de manejar, tipo de automóviles y placas de los autos que tienen, en que trabajan, etc.) acerca de los que están rentando y darla a conocer en el municipio. A que llegaríamos con esto: Sabemos que los grupos delictivos no compran casas, las rentan, entonces la información en manos del municipio pueden pasarla a una base de datos nacional donde puedan cruzar datos de las personas que se están buscando, o al menos tener bajo la mira si la rentan 5 hombres de 40 años (a menos de que sean putos). Se podría atrapar a delincuentes como sucedió en este caso en San Pedro, NL.

También vemos como los grupos de narcotraficantes traen camionetas y carros ultimo modelo, por qué no crear una ley donde todos las agencias de automóviles tengan que informar al gobierno quienes compran carros de contado (ya sea efectivo, cheque, trasferencias electrónicas, etc.) porque puede ser una persona física, o un prestanombres o una empresa. Entonces si las autoridades saben al menos quienes compran de contado autos lujosos pueden buscar y empezar a investigar, no digo que sean culpables los que compran de contado su auto, pero buscar cualquier posibilidad o indicio sobre grupos delictivos comprando vehículos.

Otra posibilidad es regular las empresas que hacen blindajes para automóviles, exigirle los nombres a quienes han realizado trabajos de blindaje.

Estoy convencido que muchas cabezas piensan mejor que una, si podemos recopilar ideas y mandarlas a nuestros gobernantes, muchos podrán decir que no nos harán caso, ¿pero y si pega el chicle? ¡Estaría chingón!

Así que, Hazme el Chingado Favor de ser responsable y empezar a hacer tu parte en esta sociedad, denuncia, alza la voz, exige, propón algo, en fin, cualquier movimiento en pro de la sociedad que se haga es una gran ventaja, pero no hay que quedarnos inmóviles, indiferentes o esperando que suceda un cambio drástico en nuestro México, el cambio esta en cada uno de nosotros, porque es para el bien de cada uno de nosotros y de nuestros hijos.

Cortesía de Juan Ciudadano

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
63 Comentarios en “Coincidencias de ayer y hoy”