2009

Justicia a todos

Hay una razón por la que los galardones que le dan a la música me vienen valiendo un reverendo carajo. Un evento que paso en 1989 del cual no tuve conocimiento hasta años después cuando empecé a comprender que la música que tocan en el radio era pura mierda. Y lo sobre todo en México donde chichis, culos y caras bonitas son suficientes como para hacer una carrera musical.

En fin, no soy un experto en música de Metal o Rock pesado pero hasta yo se que lo que paso en la entrega de los Grammys del 89 fue una reverenda mamada y unos de mis primeros Hazme el chingado favor.

En ese entonces Metallica saco un pequeño álbum que a la mejor les suena “…And Justice for All” Una verdadera muestra de metal según su servilletas. Ya se que ahorita puede que existan grupos y sonidos mas fuertes pero en su momento estos cuates marcaron una gran diferencia en lo que fue la música pesada.

El álbum los hizo acreedores de su primera nominación al premio Grammy, unos de los mas codiciados premios de música en Estados Unidos. La nominación fue en la recién estrenada categoría de “Mejor Rock Pesado/Metal”. Metallica toco la rola de “One” antes de que se entregara el premio y se quedaron cerca del escenario para cuando los llamaran a recibir su premio. La verdattt, no había nadie que les llegara a los talones.

“ And the Grammy Goes to… Jethro Tull!!” Hazme el chingado Favor!!

No mamen, esos gueyes ni fueron por que ni se imaginaron que ganarían! Se preguntaran, quien chingados es Jethro Tull? Aquí un comparativo:

Esto se convirtió en una de las controversias mas sonadas de esos premios. Una clara muestra de que, como suele suceder no solo en los Grammys, los jueces no saben ni madres de lo que esta pasando.

Es obvio que todos los premios están basados en muchas cosas menos en lo que deberían de ser. Dinero y popularidad se vuelven factores en música, televisión y cine sin importar el contenido y el talento de los verdaderos artistas. Y si esto es en el gabacho imagínense lo que pasa en México, donde revistas privadas y televisoras se encargan de darse premios a si mismos. Nos quieren hacer pensar que entre su grupo se encuentra lo mejor y le dan la espalda a verdaderos artistas. Aprovecho mandar un Chinga tu madre a lo premios TV y Novelas por que hace poco me contaron de que se trata esa pendejada y como se maneja.

Los Grammys del 89 fueron el gran abrir y cerrar de ojos para su servilletas ya que por primera vez me di cuenta que muchas veces la música es lo de menos.

Tres años después se le dio “Justicia a todos” y Metallica gano el Grammy con la canción “Enter Sandman”. Lars Ulrich con buen sentido de humor le dijo a la audiencia:

“Queremos agradecerle a Jethro Tull por no sacar un Álbum este año”

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
220 Comentarios en “Justicia a todos”