2009

Tecnología del siglo pasado en los bancos mexicanos

35-diskette Tengo 25 años, soy de Tijuana B.C., sí esa ciudad donde los crímenes, los asesinatos y las mochadas de choya, las ejecuciones están a la orden del día.

Y les escribo sobre un evento que tuvo como fecha el día 22 de abril de 2009, la fecha es correcta 2009 y no 1999, el caso es que en mi empresa por motivos de nueva organización, nos atrasamos con el pago del Seguro Social, si ese que nos cobran como si fuera de primer mundo, con un servicio tercermundista, jeje, pero bueno, esa es otra historia.

Y es que tuve que bajar el SUA (Sistema Único de Autodeterminación) para calcular y realizar el pago extemporáneo de las cuotas obrero-patronales.

Para esto, me dice que necesito generar un disco, que inserte algún dispositivo, a lo cual en pleno 2009, inserto mi dispositivo MEMORIA USB DE 4.0 GB.

Por fin después de actualizar la base de datos, con INPC’s, Salarios Mínimos, y Recargos, los cuales los inicie desde 2005, pues la gente incapaz de servir, sí, esa que se aferra a su quincena cual burócrata trabajadora del IMSS, no pueden actualizar por ellos mismos.

Después de un calvario, por fin tenía mi disco generado en mi dispositivo de almacenamiento, me dirijo al Banco más cercano, en este caso el Banco Azteca, y en ese momento se hizo valer más que nunca el Hazme El Chingado Favor. La señorita ejecutiva del banco me comenta que no aceptan ningún otra cosa más que un dispositivo de almacenamiento, a lo que le comento que por si no lo sabe, las Memorias Flash USB tienen por lo menos tres o cuatro años en el mercado (de México) y también es un dispositivo de almacenamiento. Pues aquí solamente aceptamos discos, que se pueden leer por este medio, y me apunta a su computadora, no lo creerán ustedes, pensé me estará señalando el CDROM, no señores, ellos solo aceptan los dispositivos denominados Diskettes o Floppies de 3 ½.

Qué pasa en este país, no puede ser que no se actualicen o puedan sobre la marcha ir mejorando su equipo, obviamente su computadora tenía el lector pero no quiso insertar un dispositivo que tal vez no sabía manejar.
Me evite gritos y sombrerazos, me traslade a BBVA Bancomer, a HSBC, a Banorte, y obtuve la misma respuesta, solo diskettes; lo que tuve que hacer al último es ir a buscar un diskette que no encontraba por ningún lado. Es más creo que la gente, ya ni los conoce, (por eso agrego la imagen) a mi me toco, pero quien sea que haya nacido en los 90’s no sabe a que nos referimos con algo tan añejo, e inusual en estos tiempos.

Espero que algún dia, nuestra banca mexicana le de paso a la nueva tecnología de punta, o ya al menos a los dispositivos USB, los cuales ya empiezan a ser añejos.

Cortesía de Jorge C

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
144 Comentarios en “Tecnología del siglo pasado en los bancos mexicanos”