2009

Nos vemos a la salida

propinaHola, qué tal, es la primera vez que les escribo, pero llevo ya un tiempo respetable visitándolos. Lo que sigue a continuación lo vivimos (aunque no lo protagonizamos) mi familia y yo.

Nos disponíamos a salir del Burger King ubicado dentro del complejo que se encuentra justo enfrente de la Alameda Central, cuando comenzó a caer un aguacero de Padre y muy señor mío; esperando en lo que podíamos llamar el lobby de la salida que está sobre avenida Juárez, y que comparte con uno más de los restaurantes Chilli´s, observamos que de las escaleras del mentado restaurante picoso salía un sujeto rapado y con anteojos. Sin darle más importancia seguimos esperando la posibilidad de ir a nuestro auto, cuando, de repente, vemos al sujeto pelón y cegato, abordar a un cliente, que acababa de salir de la lonchería dizque elegante esa, de manera por demás altanera y prepotente y soltarle esta maravilla:

-“Disculpe señor, ¿tuvo algún problema con el servicio, lo atendí mal?”-; a lo que el cliente le respondió:

-” ¿Por qué?”-; y, aquí viene lo más maravilloso del asunto, el cegato en cuestión, que en ése momento nos cayó el veinte de que no era mas que el mesero de dicha fonducha, se aventó esta perlita:

-“Porque no incluyó la propina en la cuenta”-…

¡¡¡ HÁGANME EL CHINGADÍSIMO FAVOR !!! ¿Pues de qué se trata? Todos los ahí presentes nos quedamos boquiabiertos y de una pieza, pues este gatete (sin agraviar a los demás meseros, lo gatete lo adquirió con ese altanerismo), al más puro estilo mafiosin, o más bien, infantiloide clásico de primaria o secundaria, aguardó al cliente en la salida de la tortería esa y le increpó EL NO HABER CUMPLIDO CON LA SAGRADÍSIMA Y MEXICANÍSIMA OBLIGACIÓN DE DEJARLE PROPINA.

Cabe destacar que el cliente le contestó que efectivamente, no le había dejado ni madres porque lo atendió del vil nabo, y como el gato estaba en presencia de mucha más gente, pues no le quedó de otra mas que regresar a su congal a trabajar, o mejor dicho, a tratar de amedrentar y extorsionar a otro.

Estaban en plena discusión cuando a mí se me ocurrió decir que esto no podía quedar en el anonimato y que, esta mismísima noche lo iba a enviar a este forito, que se ha convertido en un paño de lágrimas. Pero el meollo del asunto es que esta situación no es privativa de este ambiente, pues en más de una ocasión nos hemos topado con nuestros auto dañados, rayados, los espejos rotos, o sin espejos, en fin, cualquier clase de desgraciadez, POR NO DAR PROPINA A LOS VIENE VIENE, o quizá hemos escuchado que, para realizar algún trámite, o qué se yo, si no va la propina por delante, pues nos quedamos con las ganas de hacer lo que teníamos qué hacer. Esto nos debe hacer reaccionar de inmediato, porque si permitimos que los que ostentan el pequeño poder, aun que sea por una fracción de tiempo, sientan que nos tienen en la palma de su mano y pretendan obtener a hue…rza lo que quieren, pues no podemos esperar cosas menos mezquinas de los que están arriba. En fin, ojalá mi colaboración pueda ser publicada, para que esto no se quede sin la difusión debida, sirve que a lo mejor los de ésa lonchería venida a más le bajan de blanquillos. Saludos a todos y seguimos en contacto, chao.

Hazme el chingado favor!

Cortesía de Sabrosura Urbana

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
201 Comentarios en “Nos vemos a la salida”