2009

Negligencia de los oligarcas

84370143 Toda esta situación es un reverendo y mayúsculo HECF.

El actual sexenio en el Gobierno de Sonora, no comenzó como los anteriores. Se le dio cabida a una elite de jóvenes con gran desconocimiento de las funciones de sus puestos. La constante entre ellos no solo eran sus incapacidades, sino el de pertenecer a familias de abolengo, la mayoría ya venidas a menos. Este gobierno se distinguió por su insensibilidad social y soberbia. Obvio se trabajo para el lucro de unos cuantos pero esto no es ya digno de mencionarse porque es una constante en cualquier partido.

En su afán de ayudar a las “familias bien” la concesión de guarderías se volvió un botín y varias personas parientes del gobernador aseguraron su ingreso de esta manera. Antonio Cheleske por medio del parentesco de su esposa con Eduardo Bours ha abierto tantas que ya parecen franquicias.

En el caso de esta tragedia los parentescos son más fuertes, no sólo Marcia Gómez del Campo Tonela, una de las dueñas legales, es pariente por parte materna de Félix Tonela (uno de los grandes industriales de México) sino que por parte del apellido paterno está relacionada con la esposa de Felipe Calderón, acaban ambas de estar en reuniones familiares. Su esposo Antonio Salido es primo de Epifanio Salido, actual candidato a la presidencia de Hermosillo, consentido del gobernador, muy amigo de Lam, que es el estratega político de la actual administración.

La familia Salido tiene una historia trágica y complicada que sería larga de detallar, pero no son ajenos al homicidio, fraude y suicidio.

Sandra Tellez, otra de los propietarios, está casada con el actual Sub Secretario de Ganadería, Alfonso Escalante Hoefer, ambos apellidos, sobre todo el apellido Hoefer, de gran abolengo en la región.

El otro dueño de la guardería es “Chilayo” Urquidez, hijo de un Ex Dirigente de la CTM, y perteneciente a la misma generación del ITESM campus Hermosillo (CSN) de Antonio Salido y Alfonso Escalante, muy amigos todos desde la niñez. Su situación social no los hace culpables, para ellos fue solo una circunstancia, pero si su afán de lucro dejando a un lado todas las restricciones legales de permisos y trámites. En fin, el árbol genealógico es muy amplio.

Wilebaldo Alatriste, actual director de Protección Civil estaba lejos de esta clase social, graduado de Psicología de la UNISON los conoce en el sexenio de Beltrones pero ya en su actual puesto los llega a conocer mejor.

¿Cómo y cuándo se dieron los permisos de operación, si la llantera, gasolinera y bodega colindantes ya existían cuando ese lugar era un almacén? No se, pero aquella indiferencia, insensibilidad y soberbia con la que empezó el sexenio hoy se paga, y la pagan los más inocentes y menos culpables.

Todos estos personajes son conocidos míos, no tenemos amistad. En general personas de bien pero acostumbrados a vivir bajo las corruptelas del poder, que seguramente ni en sus peores pesadillas pensaron lucrar con la vida de un niño y se que hubieran hecho todo a su alcance por evitarla. Pero la negligencia azuzada por la codicia y una vida de insensibilidad, fue la brisa que avivo las llamas. Serán señalados en los años por venir como asesinos por negligencia, ya que no creo que la justicia se ciegue en esta ocasión, así que sólo serán, una vez más, sus conciencias y la sociedad los jueces.

La gran mayoría de los candidatos actuales del PRI en los puestos de elección en el Estado son pertenecientes a estas familias de “abolengo”, es una oligocrácia que quiere perpetuarse impulsados sólo por su afán de enriquecimiento, donde no se encuentra el mínimo esbozo del sentir social. En el pecado estaba la penitencia. ¿Cuántas muertes más necesita usted lector para dejar su comodidad y exigir la justicia y tranquilidad que por ley le pertenece? Porque al parecer 37 niños calcinados y otros más quemados gravemente no son suficientes. Y si esto no lo es, ¿entonces qué? HECF

Cortesía de Lacrox

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
78 Comentarios en “Negligencia de los oligarcas”