2009

Preferencias Anormales

correctoTengo un amigo que es muy gordo, de apodo le decimos “El Gordo”. Tengo un amigo que es negro, de apodo le decimos “El Negro”. Finalmente tengo un amigo que es gay, siempre lo saludo con un “Que hubo puto”.

El único problema que he tenido con este tipo de comentarios o calificativos siempre son de personas que no conocen la amistad que tengo con estas personas y automáticamente me dicen que soy un irrespetuoso, prejuicioso y racista. Muchas veces me he tenido que defender y me doy cuenta que las mismas personas que me acusan de eso son las que terminan siendo mas prejuiciosas por querer ser correctos.

Son esas personas que cuando ven a un negro sienten la necesidad de no “ofender” y buscar palabras como “el, el, el morenito” o “el, el, el afro-americano” jajaja. Hazme el chingado favor. Para mi, ofenden solo por no querer decir la palabra Negro. Por querer quedar bien y no herir sentimientos.

La palabra puto puede también llegar a ser considerada una grosería, pero volvemos a lo mismo. No se vale brincar cuando se toca la canción de Molotov “Puto”y cuando se topan con un puto salen con sus ridiculeces de “el homosexual” o el “de preferencias anormales” jajajaja. Esa me la dijeron ayer y fue lo que inspiro esta entrada. Hazme el chingado favor!

Mi punto es que las cosas como son y si la amistad o relación lo permite, no se vale meterse a decir que comentarios como estos son de mal gusto:

“Que onda pinche negro, como has estado cabron”

“Quivo puto, nos quedaste mas en el partido de ayer guey”

“ Pinche gordo no mames que le ibas al America”

Estoy conciente que hay amistades o relaciones que requieren mas respeto, mas si apenas se conocen. Pero tampoco hay que tener miedo de decir las cosas como son y tratar de ser tan correctos que al fin de cuentas terminamos ofendiendo mas.

Cuando hay respeto y cuando no existan los prejuicios ni las malas intenciones no hay palabra que pueda ofender. Como dice el buen Pixeler Pics, Buena Vibra!

PD: Aquí les dejo un ejemplo de un comentario con mala intención. Chingue a su madre al cabron de las “preferencias anormales”. Pinche ridículo.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
204 Comentarios en “Preferencias Anormales”