2009

¿De que se quejan esos niños?

  Un gran País.

Vivo en un país tan grande que todo queda lejos.
La educación,
la comida,
la vivienda.

Tan extenso es mi país
que la justicia no alcanza para todos

Lina Zerón

Se dice que son, los elefantes, animales nobles, bondadosos y además tiene una cualidad especial, nunca olvidan, esa es la creencia popular. Contrario a tales aseveraciones, el paquidermo que ocupa un lugar en la Suprema Corte de Justicia de nuestro país, se empeña en demostrar lo contrario, y olvida que tenemos derecho a la verdad y a la justicia, no hablemos de la bondad y la nobleza porque no asomaron en sus palabras, previsiblemente ese día quedaron olvidadas con la buena memoria.

El ministro Anguiano no vacacionó, se quedo a realizar el proyecto respecto a la petición de que la SCJN realizará la investigación sobre si hubo o no violaciones graves a los derechos humanos en el deprimente caso de la Guardería ABC, al llegar de vacaciones (03-08-09) en la primera sesión Aguirre Anguiano dijo que hizo todo tal y como se lo pidieron y añadió: “Sin embargo, el proyecto tiene un poco más de doscientas páginas –para decirlo en alguna forma, es inusualmente grande-“ efectivamente, no obstante su robusta persona, el proyecto le quedo grande.

Se acordó que mas tarde les entregaría el proyecto y se acordó también decidir el siguiente jueves acerca de la aprobación o no del proyecto del ministro Aguirre Anguiano.

Nadie sabía cual era el sentido del proyecto, mas tarde el ministro Góngora Pimentel, en su página de facebook publicó que era en el sentido de que la Suprema Corte no hiciera la investigación. Las razones eran todavía desconocidas.

El jueves 6, de los corrientes se abrió la sesión respecto del proyecto multicitado y el ministro Aguirre Anguiano abrió su corazón y dijo:

Estimados colegas, la orfandad de padres produce a los huérfanos, generalmente, un dolor carencial imposible de colmar, el tiempo sirve para anular la urgencia de lo sucedido; pienso que solamente debe haber un dolor superior para el ser humano: la orfandad de hijos. No intelijo cómo se pueda restañar una lesión así en el espíritu.

Reciban mis condolencias los padres de los niños muertos en la Guardería ABC, de Hermosillo, Sonora; reciban mis condolencias los sonorenses por la pérdida de sus hijos; reciban mis condolencias los mexicanos todos porque perdimos cuarenta y nueve vidas de infantes, y se lesionaron quizá permanentemente a más de veinticinco.

Con toda razón los padres reclaman justicia pronta, completa, imparcial y gratuita…

¡Que sabias y alicientes palabras, señor ministro de la verdad y la justicia!, sin embargo mas adelante el señor ministro dice que no se debe de ejercer la facultada de investigación ¿sus razones? primeramente enlista una serie de sucesos como San Juanico, Pasta de Conchos, y otras tragedias, y dice que en todos esos casos, que tienen similitud con lo ocurrido en la guardería, la suprema corte no ejerció la facultad de investigación o sea ¿porque en este caso sí habría de ejercerla? Le falto decir: ¿de que se quejan esos niños? Si ha habido muchísimos caso iguales, ¿que los hace distintos para que nosotros investiguemos? Recordemos que ese fue su argumento para votar en contra de investigar el caso Lydia Cacho. Que pena que los niños ya no se puedan quejar.

Claro que no fue su único argumento, también dijo que las autoridades competentes ya estaban realizando su trabajo para que los padres obtuvieran justicia.

49 vidas de infantes, 49 familias destrozadas, 25 niños lesionados, 25 familias lesionadas, bien deben de valer la pena para que todo el que pueda aportar algo en ese caso, se avoque sin recato a realizarlo, que el dictamen de la suprema corte no es vinculatorio ni impone sanción, es cierto, pero también es cierto que la resolución de la corte sienta un precedente importante para los que han de resolver penalmente en este caso, así lo entendió la mayoría de los ministros y por esta vez no le hicieron comparsa al ministro y su negativa.

Ahora habrá que ver si puede más la impunidad o el dolor nacional.

¡Hazme el chingado favor!

Enlace: http://www.scjn.gob.mx/

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
397 Comentarios en “¿De que se quejan esos niños?”