2009

Los mejores tiempos de tu vida, te acuerdas?

ADVERTENCIA¡¡¡ ESTE ARTICULO NO CONTIENE UN HECF¡

pensador_1Aquel tiempo, cuando las decisiones importantes se tomaban con un práctico “de tin marin de do pingwe” Cuando se podían detener las cosas que se complicaban con un simple… “pido tiempo!…pido tiempo!…” Los errores se arreglaban diciendo simplemente… ‘No vale, de nuevo… de nuevo…’ Y las discusiones terminaban con un “piedra, papel o tijera” Tener dinero, sólo significaba poder comprarte chicharrones a la salida de la escuela. Hacer un castillo de tierra, podía mantenernos felizmente ocupados durante toda una tarde… Que siempre había una forma de salvar a todos los compañeros y bastaba con un grito de: “un dos tres por mi y por todos mis amigos”. En que no era raro que tuvieras dos o tres “mejores” amigos/as. En que “es muy viejo/a” se refería a cualquiera que tuviera más de 20 años. Siempre descubrías tus más ocultas habilidades, a causa de un ¿A que no lo haces?’ El último que se queda es niña!… Era lo único que nos hacía correr como locos hasta que el corazón se nos salía del pecho. En que el Ladrones y Policias era sólo un juego para los recreos y era mucho más divertido ser ladrón que policía. Las bombitas de agua eran la más moderna, poderosa y eficiente arma que jamás se había inventado… La palabra ‘GUERRA’ sólo significaba arrojarse papelitos durante las horas libres en clase… La mayor desilusión era haber sido elegidos los últimos en los equipos del recreo en la escuela… Cuando ganarse un helado era la mejor recompensa de los padres… Y quitarle las ruedas pequeñas a la bici significaba un gran paso en tu vida. En que para viajar desde la tierra al cielo sólo tenías que jugar a la rayuela. En que en que haber llevado un “arma” a la escuela significaba que te habían atrapado con una resortera. En que las canicas eran infaltables en los bolsillos. Nunca faltaban las monedas o el billete nuevo debajo de la almohada que te dejaba el Ratón Pérez a cambio de tus dientes de leche. La llegada de Papá Noel y los Reyes Magos. ¡Qué momento! ¿Te acordas de.. ? En que juntábamos pasto y agua para los camellos y poníamos también galletitas para los reyes. En que los helados constituían el grupo de los alimentos básicos y esenciales. En que para transformar tu bici en una poderosa moto sólo hacía falta colocarle un cartón duro, una chapita o una bombita de agua inflada entre los rayos de la rueda. Y si tu bici tenía el asiento “banana” eras el capo máximo de la cuadra. Que “tomar drogas” significaba robarte una pastilla de menta del cajón de la mesita de luz de papá u oler a escondidas el inhalador de Vick-vaporub. Cuando el negocio del siglo era conseguir cambiar las barajas, tazos o figuritas repetidas por la que hacía tanto tiempo que buscabas . Cuando ponerte una CAMISETA a modo de capa te hacía soñar y subido en cualquier escalón deseabas con todas tus fuerzas poder volar como Superman… Todas estas simples cosas nos hacían felices, no necesitábamos nada más que una pelota, una muñeca y un par de amigos (as) con los que jugábamos durante todo el día…

Si ustedes pueden recordar la mayoría de estas cosas eso significa que realmente han estado vivos, han tenido una infancia feliz y el niño que todos tenemos adentro todo sigue vivo.

Visto en el foro del mierdero.com

Hazme el chingado favor!

Cortesía de Alan Tuz

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
147 Comentarios en “Los mejores tiempos de tu vida, te acuerdas?”