2009

La prostituta más cara

La prostituta mejor cotizada de México cobro este año, mucho mas de 254 millones de pesos, ante esa cifra, me atrevo a decir que no solo es la mas cara de México, sino de todo el mundo, muchas mujeres como esta reciben su pago a través de un padrote o una matrona que las maneja, su proxeneta. Ella no es la excepción, tiene dos proxenetas principales, en lo que si es excepcional es que ella usa a los proxenetas, es decir no le gusta recibir el dinero en su nombre, así que creo un Sindicato a través de cual recibe millones incalculables, además creo una nueva alianza, que es, digamos, su padrote mas joven.

Es fina, una dama, (hahahah) no es de una noche, puede durar días, semanas o meses, con un tipo, haciéndole felaciones mientras él siga siendo el mejor postor, el que mejores dividendos le garantice.

El PRInosaurio, fue por muchos años quien la tenía en exclusiva, hasta un reciente rompimiento que la llevo a un, casi, torrido romance con el aPANdejado, un tipo de sangre azul, que resulto ser muy idiota y ahora ella muestra ganas de querer emigrar, guiña un ojo, enseña un seno y demuestra sus habilidades con la lengua, artes que son esenciales para su profesión.

¿Quien no la quiere de su lado? Nadie, todos la desean, ella lo sabe y para que sigan insistiéndole coquetea con todos, mientras a uno lo soba a otro lo besa, es un pulpo con multiples tentapenes, a todos mantiene contentos.

Ella también gusta de los hombres y contrata sexo-servidores, los acoge en su seno, los protege, los hace secretarios de día y fornica con ellos de noche. No por vergüenza, se siente orgullosa de sus grandes logros, solo para guardar las formalidades.

Allá abajo, pasando los verdes jardines, los árboles atiborrados de frutos, allá donde la vista del penthouse no llega, allá la señora Patria espera que el aPANdejado no se gaste todo en esa mujerzuela, y deje algo para malcomer en la semana, todos sus hijos esperando los frijoles caldudos, la ración de arroz y el café caliente, se quedan dormidos esperando, esperando que ese cabrón no se gaste el dinero y resuelva las necesidades que cargan durante años.

Ebrio de lujuria, todavía, asoma a la puerta, la señora Patria le exige, pero él ya invirtió bien su dinero.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
227 Comentarios en “La prostituta más cara”