2010

El agandalle por la rosca

Estaba revisando las noticias por la mañana en el internet y no pude evitar pensar en enviarles esta nota, que en realidad te hace pedir a la gente que haga el chingado favor de entender que con actitudes tan pendejas no vamos a llegar a ningún lado. Y todo ello me vino a la mente cuando leí el artículo que esbozaba orgullosamente en su título QUITA EL DF A HOUSTON RECORD DE ROSCA GIGANTE.

Leyendo el artículo parece ser una nota informativa como cualquier otra donde se hace aviso del récord, pero conforme se desarrolla la nota, aparece la inevitable noticia de que algunas personas se robaban bloques enteros de rosca hasta con 24 porciones y que después las vendían en 1 o 2 pesos. Ha de haber sido para pagar el Metro que ya les aumentaron. Lo penoso: que habiendo tanta pinche crisis y tanto pinche aumento de impuestos el gobierno capitalino se ponga a hacer roscas pendejas para ganarle récords a otros países, lo pendejo: que pudiendo destinar ese dinero en toneladas de comida para gente que si está jodida muriéndose se gaste en 500 kg de Pan lleno de azúcar para una población prevalentemente obesa, lo nefasto: que toda la gente que se aprecia en la rapiña es gente de nivel económico considerable, y lo que me parece lo más pendejo del asunto, la Rosca fue nombrada, del Bicentenario eso si que nos hace sentir orgullosos .. de verdad háganme el chingado favor.

El Distrito Federal rompió el primer récord Guinness del año con la rosca bicentenario, con un peso de 10 mil 500 kilogramos y 720 metros de longitud, desbancando a Houston, Texas, que lo tenía desde 2001. Así como la marca de mayor número de porciones distribuidas entre la gente, con 300 mil, mismas que se repartieron en poco más de una hora.

Ayer, desde muy temprano, miles de personas tomaron el Zócalo en busca de una rebanada de pan y un cuarto de leche. La llegada de la secretaria de Desarrollo Económico, Laura Velázquez, y representantes de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora y de una empresa de productos lácteos animó a la gente y provocó algunas carreras en busca del mejor lugar.

Visitantes nacionales y extranjeros también hicieron fila para llevarse un trozo del pan dulce. Hubo quienes, “más listos o descarados”, se llevaron hasta 10 rebanadas, las cuales posteriormente ofrecían en uno o dos pesos, según el tamaño. “No se vale que siempre la rapiña aparezca en estos eventos y a muchos nos dejen sin un bocado”, se quejaban los integrantes de la familia Ordaz, que viajaron desde Tecámac y sólo alcanzaron un trozo.

Y es que, ante los pocos cuchillos y personal encargado de distribuirla, algunos se llevaron una pieza entera, con un total de 24 porciones, ante la mirada atónita de oficiales y los gritos de panaderos, quienes les pedían regresarla, sin lograrlo.

Enlace: Jornada

Cortesía de Javomx20

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
Un Comentario en “El agandalle por la rosca”