2010

55% menos

Se cumplen Doscientos años de iniciada la lucha de independencia, ciento ochenta y nueve años de firmado El Plan de Iguala proclamado por Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero el 24 de Febrero En el cual se declaraba la independencia de México.

Cumplimos ciento sesenta y tres años de que perdimos más del 55% de nuestro territorio.

El ejército estadounidense tomó Matamoros y luego Monterrey; otro ocupó Nuevo México y California. Un tercero desembarcó en Veracruz, atravesó ese estado y el de Puebla. Los mexicanos no tenían un buen ejército, armas suficientes, ni dinero. Además, seguían divididos: liberales y conservadores luchaban entre ellos, mientras los norteamericanos avanzaban hacia la ciudad de México.

No hubo victorias para los mexicanos, en esta guerra, pero sí heroísmo y sacrificio. Santa Anna estuvo a punto de lograr el triunfo en la batallas de La Angostura, en febrero de 1847, pero su acostumbrada falta de constancia y de responsabilidad lo hizo fracasar, como sucedería en el mes siguiente en cerro Gordo. Veracruz fue defendido por todos sus habitantes, pero cayó en marzo, tras veinte días de combate.

En la batalla de Churubusco, en agosto, el general Pedro María Anaya finalmente tuvo que rendirse, Las batallas de Molino del Rey y de Chapultepec se libraron del ocho al trece de septiembre de 1847. En esta última se batieron gloriosamente el general Nicolás Bravo y el coronel Santiago Felipe Xicoténcatl, que murió en la acción. También perdieron la vida seis de los cadetes que estudiaban en el Colegio Militar. Nosotros veneramos la memoria de esa defensa en la figura de los Niños Héroes: Juan de la Barrera, Juan Escutia, Francisco Márquez, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca y Vicente Suárez.

Todos los sacrificios, todo el heroísmo del pueblo mexicano fueron inútiles. La toma de la ciudad de México ocurrió el 14 de septiembre de 1847, y ese día los mexicanos vieron ondear la bandera enemiga en el Palacio Nacional. La ocupación duró nueve meses.

Las consecuencias de la guerra fueron desastrosas. Para terminar la ocupación, México fue obligado a firmar el Tratado de Guadalupe Hidalgo, por el cual perdió Nuevo México, la Alta California, Texas y la parte de Tamaulipas que está entre los ríos Nueces y Bravo. Recibió quince millones de pesos. El país vio reducido su territorio a poco menos de la mitad pero la guerra hizo que los mexicanos por primera vez sintieran la necesidad de estar unidos.

No pretendo generalizar un odio contra los vecinos del norte, ni un boicot contra los festejos del bicentenario, cada quien es muy libre de pensar lo que se le de la gana, pero la historia nos demuestra con hechos lo tontos que somos los mexicanos peleando entre nosotros mismos por el poder mientras otros se aprovechan, nos ha demostrado que podemos perderlo todo el día de hoy y mañana no nos acordamos de nada, somos un país orgulloso de su cultura y tradición pero preferimos hablar otros idiomas y sentirnos extranjeros en nuestro propio país, nos ha demostrado que aun siendo de piel morena somos tan racistas como un fascista, México cada día se hace mas pequeño para vivir y algunos solo se quejan del gobierno, creo que si aprendemos a usar nuestras manos e inteligencia podremos hacer de este país un paraíso, solo nos falta despertar y ponernos en pie.

ctp

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
165 Comentarios en “55% menos”