2010

Esperar

Hay cosas que pasan a diario, o si no diario, si pasan muy seguido, es algo sobre lo que casi no tenemos control, es algo asi como que inercia y como habitante de una de las ciudades mas grandes del mundo, me he puesto a pensar por que siempre estamos agitados, acelerados, tensos.

Me pregunto, ¿es tan dificil esperar unos segundos mas?, esta pregunta viene a relacion de algo que me supongo muchos viven, sobre todo en las grandes ciudades, pues bien, el mundo gira (por si no lo sabian), las personas se mueven, el Universo es caotico, todo cambia, esta en constante movimiento, no podemos detenernos, somos una constante masa en movimiento inercial.

El tener un movimiento inercial, pues hace que nos sea dificil cambiar una trayectoria a menos que se ocupe una fuerza mucho mayor a la fuerza que nos mantiene en movimiento inercial (ok, eso se lee como trabalenguas, pero es simple y sencillamente mecanica Newtoniana, de esa de la que se da en secundaria, en especifico la primera ley de Newton), y es tan grande la fuerza que nos mantiene en ese movimiento inercial y no esperamos por nada.

Pasa que queremos ser los primeros en abordar el vagon del metro, queremos ser los primeros en la fila, queremos ser los primeros en recibir el pago quincenal, queremos ser los primeros en comer, queremos ser los primeros en poner “primis”, queremos ser siempre los primeros, pero esto nos hace un tanto de daño, porque vivimos siempre con el stress, y cuando no somos los primeros, nos sentimos un tanto frustrados (aunque muchos caigan en negacion).

Mi propuesta, es un tanto mas compleja que mi primer propuesta, es un tanto mas dificil, pero no es imposible, consiste pues en esperar, si, ese pequeño acto, esperar unos instantes mas, ceder el paso a aquellas personas que llevan prisa (sus razones tendran, eso no es lo importante ahorita), porque pasa que si notamos que alguien lleva prisa, al contrario de cederle el paso, hasta lo obstaculizamos mas, le ponemos trabas, lo hacemos perder una insignificativa cantidad de tiempo (al menos para nosotros) pero que puede ser muy trascendental para esa persona que lleva prisa.

Sobre todo, y como ya lo dije antes, esto pasa muchisimo en las grandes ciudades (no en todas, pero si en la mayoria), no esperamos a que el peaton pase, aventamos el coche, y hasta el peaton nos tiene que ceder el paso (y eso que se supone tiene preferencia), se tiene que esperar o si o si, esperar a que el peaton pase significa un gran cambio, un cambio de actitud, insignificante si se quiere ver asi, pero un cambio muy gratificante, pues nos olvidamos un poco de esa mentalidad del “yo te chingo y te chingo mejor que tu porque soy muy chingon”.

Esperar tal vez un vagon mas, esperar un microbus mas, esperar otro taxi, esperar otro semaforo, estas pequeñas acciones previenen accidentes, previenen inconvenientes, previenen aquellas cosas que esperamos que no pasen, con el simple hecho de dilatar unos segundos nuestro movimiento inercial, pero esto no quiere decir que dejemos de movernos, esperar hasta el punto en que no afectemos a los demas, solo unos segundos, unos minutos, como lo dice un muy buen profesor en la facultad, y tambien lo dice Jose Alfredo Jimenez, “no hay que llegar primero, hay que saber llegar”.

Hazme el chingado favor!

Cortesía de Weißersteinbär

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
44 Comentarios en “Esperar”