2010

El Escritor de Pacotilla® – Los vecinos tocapelotas.

Hola banda de Hazme el chingado favor, ya en mi segunda colaboración en este blog como sabrán, hemos hablado de muchos temas y tratados con diferentes prismas, todos muy válidos, porque cada mexicano tiene su propio modo de ver las cosas, y trataron de problemas de índole nacional y que a todos nos incumbe, la escalada de violencia, la aparente tibieza en el liderazgo del Gobierno en temas de importancia, rezagos importantes en educación y salud, y la queja más frecuente, la de la calidad de vida, pero aquí, también hablaré de un tema un poco más cerca a nosotros: Los vecinos tocapelotas.

Todos alguna vez hemos tenido una que otra carencia económica o muchas según nos haya tocado; si bien los verdaderos pobres en este país son los que no tienen nada que comer siquiera para vivir dignamente, ellos, los más necesitados, y curiosamente, los más olvidados por los programas sociales, solo se acuerdan de ellos cuando necesiten de su voto en épocas electorales; pero hay otra clase de pobre, que también se beneficia de ese aumento del 1% al IVA decretado “por ayudarlos”; estos personajes, están muy bien representados por mis vecinos.

Ellos quienes gritan a los 4 vientos que carecen de empleo fijo, que 4 de sus 5 hijos no fueron a la escuela porque le dijeron a la mamá “sabes, ya no quiero seguir estudiando” y ya, los gemelos mayores se casaron a los 13 y 15 años “ya que así lo decidieron “; mis vecinos hasta hace poco pedían comida a desconocidos de una colonia aledaña quienes al ver el aspecto deplorable que daban a demostrar, les regalaban despensas completas, al llegar las ayudas gubernamentales, son los primeros en hacer fila, y en ser los beneficiarios, pues su casa se está cayendo a pedazos, no tienen barda, siquiera cerca alguna, solo unos pedazos de lámina entre ellos y la calle, sin embargo en 20 años de vivir ahí, ni un clavo han invertido en su casa, pero eso sí, se encargan de gritar al viento que ya tienen lavadora con secadora, estéreo y horno de microondas comprados…de contado.

El Gobierno les da créditos al trabajo, les da apoyos cada que hay época electoral, láminas, arena, grava, cemento, ropa, alimentos enlatados, pero he ahí el grandísimo HECF…ellos son pobres porque así les conviene, viven del Gobierno y de cualquiera quien se deje convencer de que ellos son necesitados y víctimas del desempleo, realmente mis vecinos ganan un sueldo digamos muy bien para la media, y considerando que son 4 hijos que trabajan más el padre, entre ellos ganan mucho en ciertas épocas del año, son pescadores, si bien no trabajan de eso en todo el año, la parte que no están en el mar, el Gobierno les da dinero para vivir, siendo un sonoro Hazme el chingado favor porque no hay los mecanismos para ver quienes realmente necesitan de esa ayuda y no mis vecinos que no necesitan de esa ayuda y sí se aprovechan de todo mundo; por ejemplo en la colonia son conocidos por portar cadenas y anillos de oro, sin embargo a la hora de ir a pedir comida a la colonia cercana, porque pobrecitos (nótese la ironía), no les alcanza para un plato de frijoles, a esa hora se quitan sus joyas y se ponen sus ropas más rotas y jodidas, ¿qué ganas de apoyar a gente así si sabemos cómo son en realidad?, ellos no son pobres, solo les conviene vivir así, roban agua, tiene su diablito de electricidad, Hazme el chingado favor, coño, tienen hasta Internet inalámbrico (con señal robada) y antena de Sky (convenientemente oculta) , y la vez que les fui a reclamar el por qué estaban destruyendo una parte de mi propiedad me dijeron: “Tú porque eres millonario, pero nosotros rompemos esto porque nuestra casa es pequeña y necesitamos espacio” ; 0_0, en su mente tan cerrada creen que por que con mucho esfuerzo y muchos años mi casa es de material, creen que soy millonario, considerando que ellos ganan mucho más que yo, y solo se lo gastan en borracheras monumentales de 3-4 días de duración, eso no les da derecho de romper cosas de mi propiedad, todo porque mi terreno es 1 metro más ancho que el de ellos, creyendo que les robo terreno, por eso hacen eso, bueno, el colmo de los colmos es que van a los albergues y el DIF para pedir ropa y comida que con buena fe dona la gente para personas realmente necesitadas, como aquellas de Haití…y luego lo que donemos acaba en manos de gente que por la flojera de no trabajar (casi siempre andan desempleados por borrachos), van y le piden a papá Gobierno para que los mantengan en su modo de vida comodina.

El problema de saber cómo es que hay gente así que NO son pobres, sino vivales, es que de verdad uno lo piensa 2 veces para poder apoyar a los pobres, aquellos que por circunstancias de la vida realmente se encuentran necesitados o mucho peores que nosotros, y estos parásitos acaparan las donaciones que hacemos por ellos, también acaparan ese famoso 1% “por los pobres”, cuando realmente de esos millones de gente que están catalogados como pobres, una pequeña parte solo pretenden serlo para solventarse su vida de manera fácil, yendo por la vida con bandera de pobre y aprovechándose de la gente que no sabe cómo es que realmente son y demeritando a los que verdaderamente necesitan apoyo, este post no es de Política, es sobre la percepción que tenemos sobre la gente, que viendo los beneficios de ser (aparentemente) pobre, mejor se echan de panza y dejan de hacer cosas, cosas que a nosotros nos toca pagarles.

Posdata: ¿Conocen a alguien que haya estudiado su maestría en Washington y entre aquí a comentar?

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
76 Comentarios en “El Escritor de Pacotilla® – Los vecinos tocapelotas.”