2010

Te creeré…

Te voy a creer querido amigo, te creeré querida amiga.

Voy a pensar en verdad que no estás mintiendo, que no te haces pendejo.

Obligaré a mi mente, con gran esfuerzo, a pensar que en verdad no das para más.

Me convenceré de manera intensa de que tus capacidades hasta ahí llegan.

Supondré vagamente que todo lo que te dicen entra a tu mente para quedarse ahí… como estiércol, pegado de manera viscosa hasta secarse y no poder despegarlo más que dañando aquello a lo que se pegó en un principio. Lucharé en contra de todo lo que he creído hasta este momento sobre ti, hasta el punto de que esa forma de apreciarte física, emocional y mentalmente cambie de manera tan radical que deje de reconocerte. Hasta que deje de ver en ti algo interesante, hasta que te vea como en realidad quieres verte ante los demás, para que te juzguen como algo que no eres pero que quisieras aparentar ser… ese algo en lo que te conviertes para encajar.

¿Por qué? Justamente porque así parece que lo deseas. Para complacer al nuevo tú que aparece ante mí, produciéndome asco… Te convertiré en mi mente en un objeto como a ti te gusta, desecharé esa imagen humana, tierna, cálida e inteligente… sólo para dar paso a la marioneta inanimada y maleable que aparece en la pantalla a la que llamas cara, donde proyectas aquello que te enseñan socialmente y que te dicen que se ve “mejor”.

Así que muchas felicidades. Aún yo, que no creía que fueras de esas cosas… que formaras parte de esas máquinas… ahora creo que eres ferviente seguidora de esto mismo que ahora comento.

¡¡Felicidades!! Felicidades por seguir al primer imbécil con argumentos semisólidos que se te atraviesa, felicidades por llenar tu mente con discursos políticos prefabricados y planeados específicamente para hacerte creer que siendo ignorante eres mejor, por seguir al mejor postor para tu causa personal que podría llevar con tu gloria a la ruina a varios miles, o incluso millones. ¡¡Felicidades!! Por pensar que lo que necesita el país es más fútbol… o más política eclesiástica… inclusive más cobertura en el caso Cabañas. Por hacer creer a quienes te rodean, que esa autoestima exageradamente alta que representa para ti el oprimir a quienes tienen la madurez necesaria para no responder a tu infantil agresión, es en verdad seguridad y no falta de pantalones para detenerte a reflexionar y verte a ti mismo en el otro.

Creeré que en verdad a tu mente la envuelve esa capa hermética que impide la penetración intelectual más allá de lo que dicen los noticieros amarillistas, las denuncias izquierdistas violentas e infundadas, los encubrimientos de derecha malinchistas que en verdad a nadie engañan pero a todos callan. Pensaré de ti y tus capacidades limitadas que en verdad sólo logran llegar hasta donde les dicen los demás que deben llegar… sin buscar jamás un por qué, un más allá… o un más acá.

Te juro, te prometo honestamente, que me olvidaré de quién eres para dar paso a la pregunta importante, que en tu caso es: ¿Qué eres? Tu identidad no dependerá de ti, tú no determinarás la forma en que yo te vea y te comprenda. Tu identidad dependerá de aquellos terceros a los que autorizas, hasta cierto punto inconscientemente, el manejo de tus ojos, oídos… y mente. Tú dejarás de ser una persona y pasarás a ser una cosa, y tu mayor aspiración a tener una personalidad definida y propia se responderá con las preguntas: ¿De quién eres? ¿A quién sigues? y ¿Quién te controla?

Te volverás para mí en un objeto material. Y como todo aquello que es material, tendrás un precio, un registro de fabricación, un lote, un número de serie, y por supuesto… Fecha de caducidad. Caducarás para mí como todo aquello que uno compra: en el momento en el que dejes de serme útil, en el momento en que para mí tu mente esté tan viciada que te mire como un pedazo de comida olvidado en el refrigerador comenzando a pudrirse y llenarse de hongos. Te desecharé, te tiraré a la basura, en el momento en que comiences a contaminar mi entorno, a contaminar aquellos que me rodean y a quienes quiero. Me desharé de ti tan pronto como comience a apestar a hipocresía cerca de ti, tan pronto como tus mentiras comiencen a soltar ese característico hedor a traición y deshonestidad.

Creeré en lo que me demuestras y lo valoraré. Tomaré muy en serio eso en lo que buscas convertirte. Aunque me disguste y me dé asco… te juro que lo haré por ti. Me comprometo a pensar en ti como ese nuevo objeto inanimado al que mueven aquellos que están en el poder hoy en día, aquellos que en nombre de Dios violan niños y matan gente, aquellos que manipulan la información que llega hasta ti y te tragas tan ingenuamente sin preguntar nada, aquellos que te golpean y pisotean tanto física como psicológicamente y tú no dices nada porque a eso estás acostumbrada. Estaré orgulloso y feliz por ti… porque lograste lo que querías… Encajar en ese molde de un proceso de manufactura en serie… ser controlado por un pequeñísimo segmento poblacional que busca escalar un poco más usándote como peldaño.

Hazme el Chingado Favor… ve en lo que te has convertido. Pero no te preocupes, yo te voy a creer, no te daré la espalda, yo voy a satisfacer tu deseo de ser así como comienzas a aparentar. Yo te voy a creer.

Cortesía de El Escribidor Divino

labanda.jpg


2010

Restaurant-Bar El Gober Precioso

En algún lugar de Puebla se encuentra el “Restaurant-Bar El Gober Precioso”, nos cuentan que la comida libanesa es la especialidad de la casa y que todos los viernes por la noche la cerveza y las botellas de cognac están al dos por uno.

Cortesía de kikedelQro

labanda.jpg


2010

Medio millón de personas huyeron de Ciudad Juárez

Hizo falta que masacraran a 15 estudiantes para que finalmente los ojos del país volteara a Ciudad Juárez, después de 2 años de violencia los fríos números revelan la tragedia de esta otrora prospera e industriosa ciudad. Hasta el 39% de la población original de Juárez se ha marchado, los que han podido se han ido dejando atrás miles de casas y negocios abandonados.

Aquí en Ciudad Juárez el miedo por la inseguridad y la violencia tiene rostro de números. Cifras estremecedoras que reflejan una diáspora…

De acuerdo con datos provisionales del INEGI, Juárez perdió en los dos últimos años 24 por ciento de su población: pasó de 1.3 millones a un millón de habitantes, es decir, alrededor de 60 mil familias han huido de este lugar.

Y el éxodo, la sangría humana, podría ser peor: investigaciones de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) revelan que serían hasta 100 mil familias las que han dejado este sitio: aproximadamente medio millón de personas, 39 por ciento de la población original.

En tanto, en un estudio dado a conocer el jueves pasado por el Colegio de la Frontera Norte ante el Presidente se indica que 116 mil casas-habitación han sido abandonadas por sus moradores.

Eso implica que 25 por ciento de las viviendas están vacías. Si en cada hogar había en promedio cuatro habitantes, se trataría de 464 mil personas expatriadas. Si el promedio es de cinco habitantes, implica a 580 mil.

La información de Estados Unidos embona: el Servicio de Ciudadanía e Inmigración, y el Departamento de Inmigración y Naturalización calculan en 100 mil el número de juarenses que cambiaron su residencia a ese país desde 2007, principalmente a El Paso, Texas.

….

Un éxodo de entre 300 mil y 500 mil personas. Una cuarta parte de las viviendas abandonadas…

De día las casas vacías se aprecian así, sin movimiento. De noche, apagadas…

Al recorrer las silenciosas calles de las colonias más ricas, como la Campestre y Rincón San Marcos, decenas de casotas parecen recintos fantasmales. Otras están resguardadas por policías privados, enormes muros, alambradas eléctricas y cámaras de seguridad. Quienes se han quedado parecen almas en pena: no hablan mucho.

“Los que se fueron fue por eso: por el miedo, por la inseguridad, por los balazos, por los secuestros y las extorsiones. ¿Usted cree que uno quiere vivir en medio de esto? Pues no. Por eso hasta el alcalde (José Reyes Ferriz) duerme del otro lado (en El Paso)”, dice un padre de familia que accede a hablar cuando llega en su Mercedes Benz a su mansión.

Lo mismo ocurre en barrios populares, como en Villas de Salvárcar, donde el 30 de enero fueron masacrados 15 jóvenes: decenas de casitas no tienen quien las habite. Y los vecinos que permanecen ahí, dicen lo mismo:

“Pues sí, se fueron, pero no sólo por la matanza de los lepes (los jóvenes masacrados), sino porque la mera verdad aquí, a veces, ya no se puede ir ni a bailar. Ya nadie puede salir libremente”, comenta una vecina de Luz María Dávila, la madre de dos jóvenes ejecutados que increpó al Presidente la semana pasada.

Ciudad Juárez, la del éxodo, la de la diáspora por la violencia que genera la inseguridad.

Enlace: http://impreso.milenio.com/node/8720630

Cortesía de Silvia

labanda.jpg


2010

¿Como Esta Mexico? – Javier Aguirre: ¡Jodido!

Brutalmente honesto, así podría definirse la actitud de Javier Aguirre en la entrevista que la Cadena Ser de España le realizo recientemente. Ante la pregunta de ¿como esta México? Javier Aguirre no duda en contestar: ¡jodido!

Habra gente que se envolverá en la bandera y lo acusara de poco patriota y que solo esta en México por la enorme cantidad de dinero que esta ganando, pero lo que no se puede negar es que las palabras de Javier Aguirre son totalmente honestas, poco políticas pero honestas. México esta jodido y el que quiere y tiene la oportunidad no duda en salir del país en busca de un mejor futuro. (El Admin)

Cortesía Criticon Político

labanda.jpg


2010

Cortando limones

Una breve historieta sobre la gravedad. Ojalá les agrade. Gracias.

Juanete estaba ya cansado de preguntar. Juanete, así le decían sus amigos a Juanito, quien en realidad se llamaba Juan Carlos, era uno de esos muchachos que habían logrado sobrevivir la primaria y parte de la secundaria sin perder la imaginación y sobre todo la curiosidad. – No’ombre, ese chamaco es re-listo – ininteligiblemente decía el viejo Momo, ebrio. La verdad es que Juanete tenía una triste necesidad de entender las cosas que lo llevaba en las más de las ocasiones a la desesperación y frustración. Le molestaba de sobremanera que al preguntar y cuestionar sobre sus inquietudes causara en las personas invariablemente sólo dos posibles reacciones: la indiferencia rotunda acompañada con una dosis de desprecio o, aún peor, una serie de respuestas a medias e indiscutibles dadas con autoridad y sinsabor.

Fue así cuando un día en que se hallaba cortando limones se encontró cuestionándose en voz alta ¿por qué los objetos en el espacio flotan?. Resulta que unos días antes había tenido la oportunidad de ver en la televisión un reportaje sobre los astronautas que se encuentran en órbita alrededor de la Tierra. En el reportaje se veía como uno de los tripulantes en la nave espacial flotaba en el espacio y cómo, para hacer reír un poco a los televidentes, pelaba un plátano para luego soltarlo y verlo flotar junto a él antes de devorarlo. A Juanete no le gustó mucho el reportaje, sin embargo, debido a su patológica curiosidad, se le quedó grabado este episodio. Juanete seguía pensando en este curioso fenómeno aún después de haberle preguntado a sus maestros en la escuela y de haberlo discutido con algunas personas. Todos los que no ignoraron su pregunta, y que además habían coincidido en la respuesta, le decían: Juanito, lo que pasa es que en el espacio no hay gravedad, y como ya te han enseñado en la escuela, lo que hace que las cosas caigan, o sea que no floten, es precisamente la fuerza de gravedad.
Juanete definitivamente tenía algo extraño en la cabeza. La respuesta que recibió parecía bastante lógica y suficientemente académica como para que todos sus compañeros estuvieran inmediatamente satisfechos (bueno, en realidad todos es una exageración ya que la mayoría ni siquiera se interesaron es escuchar la pregunta) sin embargo él no se convenció. La respuesta tenía algo que no le cuadraba. En efecto, él sabía que los objetos caen a la Tierra por la fuerza de atracción que existe entre los objetos masivos y que llamamos gravedad. Pero se preguntaba Juanete, si la nave y los astronautas (y los plátanos) son masivos y están dándole vueltas a la Tierra (masiva) entonces no es posible que no exista fuerza de gravedad entre ellos, ¿O si? Y si en efecto la gravedad estaba presente, entonces ¿por qué flotaban?

Esto se cuestionaba mientras, como dijimos antes, cortaba unos limones. No se si por cuestiones del destino o simplemente por una mala jugada del azar, mientras Juanete pensaba en voz alta pasó por ahí alguien que desconocemos y no queremos conocer pero que llamaremos Arturo. Arturo alcanzó a escuchar los pensamientos del chamaco y decidió platicar con él. No se acercó de inmediato y se puso a observarlo por unos minutos mientras aquel llenaba una bolsa de plástico con los limones. Justo en el momento en que la bolsa se había llenado, Arturo le dijo – ¿No has oído hablar de la gravedad?, ¿a tu edad? – Juanete lo miró de reojo y su primera impresión fue desagradable (quizás por la pregunta, se sintió cucado) – No, no te molestes, lo que pasa es que escuché lo que estabas pensando sobre los cuerpos en el espacio, y como eso tiene que ver con la gravedad – Juanete se imaginó inmediatamente el rollo por venir, así que se adelantó – Si, ya se lo que vas a decir, que no hay gravedad en el espacio y que por eso flotan, pero yo no estoy convencido –Arturo entonces dejó salir una ligera sonrisa y altaneramente (como era su costumbre) dijo – Yo si estoy convencido de que no es por eso– En ese instante la conversación se tornó inmensamente interesante para Juanete. Recordemos que había estado pensando en esto varios días y que su patológica necesidad de entender lo tenía desesperado. Juanete, entusiasmado preguntó -¿Verdad que si hay gravedad? ¿Verdad que esa no es la razón? – Efectivamente, – respondió Arturo –aunque la respuesta si involucra a la gravedad. Has oído hablar de Galileo Galilei, estoy seguro – afirmó Arturo. –Claro – respondió Juanete con ganas de escuchar más. –Entonces sabrás que él descubrió que si dejas caer de la misma distancia a objetos de diferente masa, éstos caen a la Tierra al mismo tiempo. -Sí, lo sé. He hecho el experimento en la escuela y también sé que en realidad caen al mismo tiempo cuando no hay fricción involucrada. Es un resultado muy bonito.- Arturo entonces clavó sus ojos en Juanete, pero sin verlo, por unos segundos antes de continuar. Parecía que estaba preparando cuidadosamente la explicación que vendría. Así de repente le dijo –quiero que te imagines en la cima de una montaña. Ahora levantas una piedra y la lanzas horizontalmente, ¿Qué pasa?-. Juanete respondió inmediatamente – bueno, llega a una cierta distancia horizontal y cae porque es atraída por la Tierra.- Arturo asintió. –Ahora en lugar de lanzarla con tu brazo, imagínate que la lanzas con una resortera, ¿ahora qué pasa?- La respuesta era obvia –lo mismo, sólo que esta vez cae a una distancia más grande.- Siguió la explicación –Perfecto, ahora imaginemos que en lugar de lanzar piedras lo que hacemos es disparar una bala con una pistola, obviamente sucederá lo mismo, la bala caerá y lo hará a una distancia aún mayor. – Los ojos de Juanete en este momento empezaban a cambiar de apariencia, como que presentía hacia donde iba el argumento. –Ahora imaginemos un cañón muy poderoso –seguía emocionado Arturo – entonces lo disparamos y sucederá lo mismo-, -Sólo que más lejos –le interrumpió Juanete. –Bien –Continuó Arturo – si seguimos lanzando objetos con cada vez mayor velocidad, entonces caerán más y más lejos. Ahora recordemos que la Tierra es esférica y por lo tanto, existe una cierta velocidad a la que nuestro objeto lanzado avance tanta distancia que al ir cayendo, lo hace al mismo ritmo con que la Tierra va curvando en su esfericidad y así entonces nunca llegará a colisionar el suelo.- En este punto Juanete se quedó pensativo por un instante y luego como si le hubiesen dado un susto saltó de su lugar y gritó –¡claro, eso es lo que pasa!, la nave va demasiado veloz y va cayendo todo el tiempo y como todos los objetos caen al mismo tiempo, entonces parece que van flotando. – Era tanta la emoción de Juanete que salió disparado de ahí sin siquiera agradecer o preguntar el nombre a Arturo. Lástima, porque de haberlo hecho no hubiera sido atropellado por el camión que decidió pasar por la calle justo en el mismo lugar y en el mismo instante en que Juanete volaba de felicidad. Sin duda a Juanete le hubiese mucho inquietado y motivado el entender la idea de simultaneidad.

Hazme el chingado favor!

Cortesía de fefo

labanda.jpg


2010

CarnaBaleando en Mazatlán

Al observar un poco el carnaval 2010: Los carros alegóricos iban gastando gasolina, las muchachas gastando energías al bailar, y los muchachos derrochando dinero por el 14 de febrero, todo esto en vano. En la machado parecía aniversario del día de la independencia y en algunos hoteles se les podía leer: “Se solicitan clientes”.

Una sociedad sinaloense aparentemente en bienestar, agüitada por la ausencia de personas, si antes el carnaval jalaba a más de 50mil personas de todo el estado de Sinaloa y otras partes del mundo, esta vez no jaló ni la mitad. Los baños de renta, que por lo regular cuestan 5 pesos, estaban limpios, creo que por la necesidad de clientes.

Aunque no viví los primeros carnavales, los que los ancianos pintan aun mejor, uno se da cuenta cómo de las reinas es dueño el dinero, que ya no gana la más bonita y simpática. Con tanta amenaza de masacre masiva, a las personas nos dio miedo salir a carnavalear.

En el carnaval se disfruta el sentido de la vista por ver a las chicas bailar; en las comparsas y los niños disfrutan la fiesta. Mis padres y yo nos dimos cuenta que el desfile se detuvo, así que decidimos sentarnos en el borde de la casa de la tía Chuy –mujer anciana que vive en el malecón-, en menos de un minuto de estar sentados, una psicosis de personas venía hacia nosotros, nosotros con un signo de interrogación imaginario sobre nuestras cabezas nos preguntamos qué había pasado, de pronto el hormiguero de gente nos alcanzó y querían entrar a la casa, nosotros sin saber por qué también nos pusimos sicóticos y dejamos pasar a la gente desesperada, buscamos a mis primitos de 4 y 2 años que estaban entre la bulla con su madre, un tío y mi padre los encontraron y los trajeron a la casa con un alivio alentador.

Yo me retiré de ellos porque tuve que irme de ahí por razones laborales, en el camino oía a los jóvenes alterados decir “en ese momento cómo se me antojaba un tequila y un puñado de yerba”, en el camión varias señoras y muchachas subían llorando y renegando por una generosa coca-cola para la presión. Por la ventana se alcanzaba ver a la gente correr entre el interminable tráfico de camiones. Uno de los relatos de los pasajeros decía así: “toda la gente estaba dispersa, las reinas de otros lugares y de otros años estaban tiradas en el suelo cubiertas de sangre, a una muchacha le calló una bala perdida ahí por el taco loco”, “aventaban granadas a las comparsas, nomás veía a los muchachos tirándose desde arriba hacia la playa, hasta un muchacho se estaba ahogando en el mar”, otro relato decía que habían matado a la reina y al centenario, mientras que otro más señalaba que sólo los habían herido.

El tráfico era eterno y las caras angustiadas se me contagiaban, las ambulancias sonaban fuerte y en la desesperación de no poder avanzar al hospital, por el tráfico, se iban por el sentido contrario a toda velocidad.

Al llegar a mi casa revisé en el Internet la realidad de la gran movilización desesperada de las personas, busqué en El Noroeste, pues me dije a mi mismo: “los medios no podrían mentir”. Sólo leí:

Hasta este momento, las autoridades afirman que fue un cohete el que espantó a algunas personas y esto hizo que empezaran a correr asustando a toda la concurrencia,

yo sólo pude decir “hazme el chingado favor”, ¿tanto policía, tantas ambulancias para un cohete? No puede ser, yo sí creo que haya pasado algo, le creo más a los relatos de las personas que supuestamente presenciaron algo, aunque uno no sabe con certeza la verdad, pero lo que sí es verdad, con certeza, es lo que Nietszche dice con cierto acierto: “la crueldad es uno de los placeres más antiguos de la humanidad”, todo eso me dije a mi mismo en menos de dos segundos.

Hazme el chingado favor!

Cortesía de julioko.blogspot.com

labanda.jpg


2010

Mas seguro imposible

Hazme el chingado favor, esta accesoria móvil la encontré en las calles de Jiutepunck Morelos, es un claro ejemplo de movilidad, accesibilidad, seguridad e ingenio Mexicano, no tengo la mas remota idea de que venda o si simplemente le robaron la puerta y lo único que tenia a la mano era esta cortina metálica, pero no cabe duda que los Mexicanos unos nos pasamos de mamones y otros también, Hazme el chingado favor!

Cortesía de Seipel

labanda.jpg


2010

¿Revolución… o qué…?

Buenas mis estimados conformadores y conformadoras que forman parte de este desmadre (des :P) organizado llamado HECF…

Ya llevo algo de tiempo leyendo, comentando y colaborando en este blog, por lo mismo me he dado cuenta de que hay una infinidad de ideas, pensamientos, puntos de vista y opiniones encontradas acerca de casi cada uno de los aspectos que nos acontecen dia con dia, y con esto a que voy… pues al simple hecho de ¿REALMENTE NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN, O QUE CARAMBAS ES LO QUE NECESITAMOS?

El HECF que hizo surgir todo este pensamiento fue que… por dios, ala, buda, ganesh o superman… NADIE REALMENTE RESPETA A NADIE, por favor señores/as, que si aquel le va a tal partido, que si aquel no cree en dios, que si aquel no come carne, que si aquel ve futbol, que si aquel etc, etc, etc, caramba ya nada mas falta un cabron que critique hasta que respiramos mas por una cavidad nasal que por la otra… NO MAMEN.

Pero eso si, todos y digo absolutamente todos llegamos a la conclusion de que el problema no “somos nosotros”, si no la “sociedad consumista” o la “comunidad futbolera” o “la televisión” o mi favorita “CALDERON”, por favor…

En primera señores/as , como carambas nos ponemos a pensar en un cambio a nivel masivo si no podemos ni con un cambio a nivel personal, vamos, no digo que dejemos de ser quien somos caramba, por que si no mejor seria desaparecer y que se quedaran puros robots o en su caso borregos politicos… no señores/as , una cosa es abrir la mente, analizar todos y cada uno de los puntos de vista y DEBATIR (palabra ya casi en desuso, mas bien se suple por “tu estas mal pendejo”), caray, supuestamente somos seres pensantes, no pendejos, valla ni siquiera podria decir que seamos animales por que ni a ese comportamiento llegamos, nos faltan siglos para tener ese autorrespeto, no señores/as , nos toco ser humanos, hombres y mujeres, dotados de un par de dones y a la vez una maldiciones, “EL RAZOCINIO Y LA INTELIGENCIA”.

Continuar Leyendo