2010

El Escritor de Pacotilla® – El consumidor es quien tiene la razón

Hola que tal, disculpen la tardanza, pero entre el poco tiempo que le dan a uno, y los fallos de computadora aunados a exceso de pagos en el Internet ¬¬, pues no me permitieron enviar nada la semana pasada.

Me lleva la chin…ampa, estaba escribiendo sobre la cultura vial, pero si ni siquiera andamos brillante en cuestión de cultura en general, de hecho estamos de pena ajena en muchos campos, gracias a Elba Esther Mounstrillo y sus Hummers, así que mejor lo dejé aparcado.

Así que me dediqué a ver las opciones que traen los autos nuevos en México y veo que las mayores opciones en la mayoría de los autos populares son Estéreo con radio y MP3, faros anti niebla, llantas de aleación, el todo eléctrico, pintura metalizada y en las opciones más caras 1 bolsa de aire para el conductor o si bien nos va, 2 bolsas…y ya, esto pasa por que el consumidor es lo que pide, y las fábricas pues solo dan en opción eso, demeritando la seguridad pasiva en pro de tener un buen estéreo, unos buenos rines de aluminio y ya hablamos de vehículos que rebasan los 200, 000 pesos que traen paupérrimos equipos de seguridad o de plano ninguno como en este ejemplo:

Cuya opción mas equipada tiene 2 bolsas de aire, siendo que la misma planta en Aguascalientes fabrica este vehículo con 6 bolsas de aire de serie y lo vende en USA y Europa a menor precio que aquí, es decir el auto está capado de fábrica para el consumo nacional más no para el internacional, y he ahí por que llegaron a la brillante conclusión de que los mexicanos no necesitamos más allá de 2 bolsas de aire ( a lo mejor pensaron que somos muy resistentes) y eso que el Euro es muy caro HAZME EL CHINGADO FAVOR!, y así nos seguimos con casi todas las firmas automotrices que tiene fábricas acá, el fenómeno no es exclusiva de una marca, no, es de casi todas, lo ideal sería empezar como consumidor, pedir todos los elementos de seguridad activa o pasiva en un vehículo que los disponga, sí es más caro aquí, porque no se tiene esa exigencia, si hubiera la demanda suficiente, serian más baratos y la competencia se vería obligado a ofrecerlos de serie con el mismo precio, bueno este ejemplo de arriba es de un vehículo moderno y relativamente seguro, pero vayamos a los que tiene más de 10 o 15 años vendiéndose, muchos de esos ya su plataforma está amortizada monetariamente y por ende saldría más barato equiparlos sin aumentar el precio, aunque claro no le pidamos peras al olmo, estamos hablando de autos que nos sirven para transportarnos del punto A al punto B, sin muchas concesiones a la seguridad, pero sí de robustez y confiabilidad.

O el común de seguir vendiéndonos esto con ediciones limitadas incluidas…

A precios de este, que por cierto es el mismo auto, solo que la versión europea siguió evolucionando, como auto barato pero seguro con múltiples opciones de confort y seguridad, y acá solo quedó en barato.

Puede uno pensar que la Economía no da para más y se compran autos simplemente por su precio, pero un vehículo cualesquiera que sea es una inversión y hay que pensar cual nos conviene, pero bueno estamos hablando de más de 150 mil pesos por un auto compacto, así que a la hora de ir a comprar primero investiguemos y hagamos esa objeción sobre la que prima la seguridad antes que lo estético (aunque hay muchos casos en donde no se pelean pero salen más caros), de que uno como consumidor exijamos seguridad para nosotros y a quienes queremos, ya que los rines bonitos, el estéreo potente con MP3 no te ayudaran de mucho a la hora de afrontar una situación imprevista, y esto, lo saben las armadoras asentadas aquí, porque de hecho ya es relativamente barato incorporar el mismo equipamiento por un ínfimo costo en el precio final.

Claro son “ayudas” no hacen milagros, porque de estrellarte a 200 kilómetros por hora, pues dudo que alguien se salve, pero al menos sabemos que en el precio que paguemos vienen aditamentos que bien podrían ayudarnos a evitar algo de mayores consecuencias.

Ayudas Pasivas:
Cinturones de seguridad en todas las plazas.

Bolsas de aire: En Europa es la doble bolsa de aire OBLIGATORIA, así deberían legislar nuestros políticos, por darnos mayor seguridad y certidumbre de que..bah, si ni entre ellos se entienden, pero eso sí, sus salarios por las nubes, total si les alcanza para vehículos de lujo con todo lo aquí descrito.

Ayudas Activas:
Control de tracción, frenos ABS conocidos como antibloqueos de llanta, control de estabilidad, algo menos común en autos básicos, pero si hay.

Por eso, el consumidor es quien realmente tiene la razón a la hora de una compra tan importante.

El video es ilustrativo de que por cualquier descuido de cualquier persona o alguna falla, podría acabar de mala manera.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
186 Comentarios en “El Escritor de Pacotilla® – El consumidor es quien tiene la razón”