2010

Hostigan a Huicholes por traer peyote para ceremonia religiosa

Policías de el estado de San Luis Potosi irrumpieron en una ceremonia sagrada que los Huicholes realizan año tras año, portándose de manera propotente, pero lo que me hizo decir HECF, es que los trataron como delincuentes por cargar consigo una planta alucinógena conocida como peyote, que ellos utilizan con fines religiosos y que se les está permitida portarla, a quienes son originarios de esa importante etnia en nuestro país.

Que … acaso un huichol con botones de peyote , es mas peligroso que un narco con cuerno de chivo y dos kilos de cocaína?

Yo nunca he visto a un huichol, tapando avenidas importantes de mi ciudad (yo soy de Monterrey) ni extorsionando por teléfono, ni pidiendo cuota, ni robando coches para dejarlos en Garza Sada, para impedir el que lleguen refuerzos de la marina y militares.

Tambien quieren construír una importante carretera en lugares de peregrinación milenaria Huichol , otro HECF

y sobre todo, estamos mandando a la chingada nuestras raíces y tradiciones mexicanas , por culpa de seudo autoridades que se preocupan mas por arrestar huicholes, que por hacer su trabajo eficiente en contra del narcotráfico en nuestro país.

Espero y puedan publicar esto, ya que es demasiado importante el que se respeten los derechos indígenas de quienes no tienen quien los defienda.

Anexo la liga y el reportaje de esta triste realidad.

El día de ayer 22 de Febrero de 2010, mientras un numeroso contingente de wixaritari de Tuapurie- Santa Catarina Cuexcomatitlán, se encontraban en un paraje llamado Tanque Valentín, que está dentro del ejido Las Margaritas, municipio de Catorce, San Luis Potosí, estaban realizando ceremonias como parte de su tradición milenaria en el lugar sagrado de Wirikuta, llegaron a las 5:00 de la tarde un contingente de 4 patrullas de la policía estatal, quienes con una actitud prepotente, comenzaron a insultar y tratar como delincuentes a los wixaritari que vieron interrumpida su ceremonia, se rompió el círculo sagrado y se faltó al respeto al abuelo fuego, al romper, portando armas largas, la numerosa concentración wixárika.

El hostigamiento continuó hasta las 8:00 de la noche y tuvo lugar en un punto donde se habían reunido, de manera poco habitual, los tres centros ceremoniales de la comunidad de Tuapurie, que son los de Las Latas, Pochotita y Tuapurie (estos últimos unas horas antes habían salido a otro sitio sagrado en el mismo desierto de Wirikuta); cada uno con un camión de wixaritari como peregrinos, por lo que la concentración de jicareros era grande.

Los policías manipularon las ofrendas sagradas, los cuernos de venado, cruzaron una línea ceremonial que no debían cruzar, -“tu te has de haber metido una grapa” le dijeron al maraakame”

Contaron el número de cabezas de peyote que traían los peregrinos, argumentando la existencia de un acuerdo firmado por instituciones de gobierno, en el que se reglamenta la peregrinación a wirikuta, lo cual es violatorio a las tradiciones y formas de operación de las comunidades, pues los peregrinos son comisionados de toda la comunidad y no de una familia o una persona.

En ese momento los policías amenazaron con regresar, y lo cumplieron hoy 23 de febrero a las 2:00 de la mañana, donde irrumpieron con cámaras de video y fotografía hostigando la ceremonia, el canto del maraakame y la palabra de los antepasados.

Hoy, mientras los enviados de los centros ceremoniales salieron a dejar ofrendas al sitio sagrado llamado Leunar (en el Cerro Quemado) los policías que habían regresado a las 9:00 de la mañana amenazaron con que la PROFEPA sancionaría y detendría a los peregrinos, argumentando que los peyotes habían sido cortados con todo y raíz; lo cual ha pasado así al menos desde los últimos 3 mil años.

Este agravio es en sí mismo un ataque al pueblo wixárika, en especial a Tuapurie, pues el atentado se hizo en contra de todos los centros ceremoniales de la comunidad, de cuyo trabajo depende la salud y la vida no solo en el territorio, sino en el universo completo.

El hostigamiento se dio pocas horas después de que estuvo presente personal de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) del estado de San Luis Potosí.

Resulta inverosímil que a pesar de que la PROFEPA, como órgano de la SEMARNAT hostigue a Tuapurie con pretextos ambientales y normas cuyo cumplimiento no es facultad de la policía estatal. Esto mientras se agudiza el saqueo del peyote en manos del narcotráfico, y se destruyen importantes zonas de biodiversidad por la agroindustria multinacional.

No debemos perder de vista que la comunidad wixárika de Tuapurie, se encuentra desde el mes de febrero de 2008 resistiendo a la imposición de la carretera Bolaños-Huejuquilla, detenida mediante fuertes movilizaciones, que han llevado a que la comunidad tenga actualmente diversos procedimientos jurídicos interpuestos en materia ambiental, penal y agraria.

Enlace: http://cronicadesociales.org/

Cortesía de Salvador

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
73 Comentarios en “Hostigan a Huicholes por traer peyote para ceremonia religiosa”